Supera el miedo al fracaso

Cómo superar el miedo al fracaso

Se dispara el miedo al fracaso en una entrevista de trabajo, un ascenso, un nuevo proyecto, emigrar o montar tu propio negocio, son algunas de las situaciones más comunes, que no es más que esa incertidumbre y angustia que se apodera de nuestro estado de ánimo por temor a que las cosas no salgan como deseamos.

No podemos dominar la realidad ni hacer que el viento sople siempre a nuestro favor, pero sí podemos controlar la manera en que asumimos ciertas situaciones en la vida. Si bien el fracaso es una posibilidad cuando nos encontramos en una vertiente, vivir con miedo al fracaso no es sano para para afrontar el proceso y mucho menos para superar las derrotas.

Si últimamente sientes que el temor a equivocarte o a que las cosas no salgan bien domina tus días, conoce en esta entrada, cómo superar el miedo al fracaso.

  Todos queremos ser exitosos en la vida, pero el miedo al fracaso es una de las principales cosas que nos aleja del éxito. Y es que este sentimiento tiene la propiedad de paralizarte, impidiendo que te arriesgues en busca del cambio o la prosperidad que tanto anhelas.

Entonces, para superar el miedo al fracaso lo primero que debes entender es que ese mismo miedo te está llevando a fracasar, porque te impide actuar en busca del éxito. Comprender el poder que este temor ejerce sobre tu mente y acciones es necesario para tomar el control de ti mismo y superarlo.

Por lo tanto, una vez que sabes el poder que esta emoción puede ejercer sobre ti, es necesario comenzar a arriesgarse para superar el miedo al fracaso. ¿Cómo? Atreviéndote a realizar eso que tanto has querido hacer y no has hecho por miedo a fracasar.

Analiza cuándo puedes comenzar y concentra tu energía y esfuerzo en pro de llevar a cabo esa idea o decisión. No importa si se trata de pedir un aumento de sueldo o de emprender tu propio negocio, en cualquier caso lo importante es que comiences a ejecutarlo.

Para superar el miedo al fracaso hay una premisa que debes interiorizar, el fracaso existe, pero no necesariamente está asociado contigo. Si desvinculas la relación de que tú y tus planes no van de la mano con el fracaso y de que cuentas con las aptitudes y actitud necesaria para enfrentar y conseguir lo que te propones verás que el fracaso cada vez se aleja más de ti hasta convertirse en un recuerdo lejano.

No asocies tus planes con la idea de fracasar y encontrarás más de un camino que te permita alcanzar el éxito.

Es necesario trabajar la voluntad para superar el miedo al fracaso. No podemos lograr nada sino tenemos la disposición y el compromiso necesarios. Enfócate en lo que deseas en tu vida a corto y largo plazo y asegúrate de no salirte del camino.

Plantéate metas pequeñas que te permitan poco a poco alcanzar tu gran propósito. Eso sí, lo importante es que no descuides tus planes, que estés enfocado y disponible a dedicarles el tiempo y el esfuerzo necesario para dar todo lo mejor de ti.

Y si de igual modo fracasas, pues sabes que todo lo posible por hacer, lo hiciste.

Trabajar el pensamiento positivo no solo te permitirá tener una mejor actitud ante la vida, sino que es una de las mejores claves para superar el miedo al fracaso. La mente es tan poderosa que cuando se empecina en una idea la convierte en realidad.

Entonces, ofrécele a tu mente ideas y pensamientos positivos para que puedas ahuyentar las emociones negativas como el miedo. Si repites constantemente que sí puedes, podrás, si piensas todos los días que no puedes, no podrás.

Para superar el miedo al fracaso es muy importante valorarse como persona. Cuando valoras quién eres, conoces tus aptitudes, eres seguro de ti mismo y confías en tus capacidades el fracaso es solo una palabra más del castellano.

Valorarnos como persona y como profesionales nos permite encontrar siempre una mejor manera de solucionar las vicisitudes y enfrentar los retos que nos encontramos en el camino, porque sabemos que somos capaces de conseguir lo que tanto deseamos.

Ignorar el temor te permitirá superar el miedo al fracaso. Sabes que está dentro de ti, que existe, pero actúas como si no lo sintieras, como si no existiera. Aprende a ver el fracaso como una emoción que está fuera de ti, ponle forma, color, nombre y comienza a tratarlo como una emoción totalmente ajena a ti. Tú puedes decidir al momento de actuar si respondes con miedo o respondes con seguridad.

Domina tus pensamientos, controla la ansiedad y actúa.

Pensar en todo lo que estás perdiendo por no arriesgarte también te puede ayudar a superar el miedo al fracaso. Cuando se crea conciencia sobre todo lo que estamos dejando de vivir, de hacer y de experimentar por una simple emoción es casi imposible no armarse de valentía y actuar.

Analiza todo lo que está en riesgo y lo que estás dejando de vivir y disfrutar por el miedo al fracaso, esto te permitirá saber lo caro que te está costando ser presa de una emoción.

Por último, para superar el miedo al fracaso hay que fracasar. Fracasar no significa el fin del éxito en la vida, al contrario, es una situación que te invita a aprender de los errores cometidos, a analizar dónde estuvo el defecto o la acción equivocada para mejorar los planes o incluso reformularlos.

El fracaso no es más que el resultado no esperado de lo que deseábamos. Verlo como tal y no abandonar la lucha es necesario para que el miedo no nos domine el resto de la vida.

Un cómo