¿Qué dicen tus antojos de tu salud?

 Dibuja tus antojos y te diré lo que significan.

Los sabores son el lenguaje del cuerpo. Es pensar en tus antojos como algo en específico, por ejemplo, si se te antoja un dulce o algo salado o algo con chile. ¿Por qué será que de repente se te antojan determinadas cosas? La realidad es que el cuerpo posee una inteligencia y un ingenio que le ayudan a sanarse y a vivir.

Es decir, una no piensa: “estoy ansiosa, necesito chocolate” o “me falta concentrarme, necesito comer limón”, “mi presión está alta, por eso quiero algo amargo”, “me estoy guardando muchas cosas, por eso quiero algo picante”. Simplemente se te antoja un pastel, una limonada o una salsa Valentina.

Es importante escuchar y saber lo que el cuerpo nos pide. Habla de cómo estamos. Es necesario tomar en cuenta lo que se nos antoja, porque así obtenemos información sobre nosotros mismos. El inconsciente sabe mucho más que nuestro consciente.

ANTOJO DE CHOCOLATE

Cuando se te antoja chocolate –que produce sensación de alegría, por eso es adictivo—posiblemente estés deprimido. Por eso cuando una mujer está soltera, cuando una persona está deprimida, se le antoja comer chocolate.

Los antojos de chocolate por lo general indican que a tu cuerpo le falta magnesio. Muchos nutriólogos estiman que más del 80% de la población carece de magnesio en su dieta, lo que podría explicar las ganas que tienes de comer un chocolate.

Aunque el chocolate contiene muchos antioxidantes, la mayoría de ellos también contienen un montón de azúcar. Si te vas a consentir con un poco de este delicioso postre, asegúrate de que sea oscuro, porque contienen cerca de 75% de cacao, menos azúcar y más antioxidantes.

Complementa tu dieta con alimentos ricos en magnesio, como nueces, semillas, pescado y vegetales verdes.

ANTOJO DE LECHE

Si tienes mucho antojo de leche es porque necesitas sentirte protegido; tiene que ver con tu mamá, con la sensación de protección.

ANTOJO DE ALGO CRUJIENTE

Si se te antoja algo crujiente, lo que sea, unas galletas, pero que crujan, es porque te sientes estresado: la tensión se acumula en la mandíbula, entonces mientras más masticas, más sacas el estrés.

Cuando mueres por unas papas de bolsa o palomitas, indica que un estrés crónico está afectando en tus glándulas suprarrenales, que son las que se encuentran encima de los riñones y se encargan de darnos energía y aliviar el estrés de todo tipo.

Aprender a superar el estrés es muy importante para nuestra vida, así que intenta técnicas como la meditación o ejercicios de respiración.

ANTOJO DE ALGO MASTICABLE

Cuando tienes antojo de algo masticable, como chicles, también es para aliviar la tensión; pero también es cuando tienes que tomar una decisión, entonces estás masticando y masticando y masticando, porque estás masticando una idea ,es decir estás indeciso.

ANTOJO DE ALGO GRASOSO

Se te antojan los alimentos muy grasosos, es porque sientes que le falta placer a tu vida; por lo tanto es posible que necesites tener más entretenimiento, incluso más sexo.

ANTOJO DE ALGO ÁCIDO

Número uno: porque tu cuerpo quiere romper grasa, y porque seguramente has estado comiendo grasa de más, pero también porque te ayuda a concentrarte, es decir, se te antojan cosas ácidas porque no te estás concentrado adecuadamente.

ANTOJO DE ALGO PICANTE

El antojo de chile se vincula a personas que son intensas y de carácter súper fuerte; además ayuda y estimula la circulación. Las personas que se sienten con flojera, comen chiles porque los activa. El antojo de chile es la búsqueda de excitación, estás buscando cosas fuertes, emociones intensas, pero también es ira y enojo.

ANTOJO DE ALGO DULCE

Tienes un fuerte antojo de pan con mantequilla y mermelada o de un pastel de queso o unas gomitas, eso son antojos dulces, que hacen que la mente se active; por ejemplo, las personas que están nerviosas necesitan mucho dulce, de esta forma su cerebro se calma. Lo que tienes que hacer es calmar tus nervios para calmar tu hambre, tus medidas lo agradecerán. Los antojos de frutas azucaradas generalmente se dan con los cambios hormonales, por lo tanto es posible que lo que tú tengas sea un cambio de estado de ánimo y quieras sentirte alegre.

Si tienes antojo de algo dulce, podrías estar experimentando cambios en el azúcar de la sangre. Pero sucumbir a los pays, dulces, pasteles o cualquier otro “regalito” del tipo, podría empeorar la situación, ya que tu cuerpo entra en una montaña rusa de azúcar, que tiene como consecuencia más antojos.

Si puedes elige alimentos altos en fibra como legumbres que ayudan a mantener estable los niveles de azúcar en la sangre.

ANTOJO DE ALGO AMARGO

Cuando se te antojan cosas de sabor muy amargo es porque te sientes débil. Generalmente se habla de un profundo sentido del perfeccionismo. Estás siendo muy ambicioso. Lo que necesitas es tranquilidad y objetividad.

ANTOJO DE QUESO

Si tienes mucho antojo de queso es porque te hacen falta ácidos grasos. Seguramente has pasado por etapas de ansiedad, de mucha presión. Exageras antes de que pasen las cosas, por eso tienes tanto antojo de queso. Si se te antoja en la noche se debe a que te estás guardando demasiadas cosas, y en la noche es cuando las quieres sacar. Lo que tienes que hacer es comer más y mejor durante el día para que la cena sea más ligera.

Cuando tienes ganas de queso o pizza, tu cuerpo te está avisando que existe una falta de ácidos grasos, que es muy común, ya que pocas personas consumen suficiente Omega-3. Elige comer nueces naturales, salmón o aceite de linaza.

ANTOJO DE CARNE

Si tienes antojo de carne de res, de cerdo o de pollo, o pescado, es porque estás en un momento donde necesitas crecer tu fuerza emocional, creer más en ti; porque la proteína le da fuerza al cuerpo.

No es de sorprenderse que los antojos de carne roja demuestren una deficiencia de hierro. Ahora ya sabes porque tienes ganas de una hamburguesa o un pedazo de carne enorme. Seguro esto te pasa más seguido cuando estás menstruando ya que nuestros niveles de hierro caen de manera importante.

Soluciona esa necesidad comiendo legumbres, ciruelas naturales o higos.

ANTOJO DE CAFÉ

Estás buscando activarte, estás aburrido de la rutina.

No se trata de controlar tu antojo por el café, , se trata de que los alimentos salados, dulces,  amargos, o de cualquier índole, no pueden ser sustitutos por tus emociones. Si tienes un problema, analiza qué tipo de alimentos se te antojan y arregla el problema; verás cómo sus antojos cambian.

Cura los antojos

La mayoría de los antojos son señales de que nuestro cuerpo se encuentra deshidratado, pero malinterpretamos la señal y la entendemos como “hambre”. Antes de que comas cualquier cosa, toma un vaso de agua grande, porque podrías estarle dando a tu cuerpo exactamente lo que necesita y el antojo desaparecerá.

El 80% de las personas pasan la mayoría del día deshidratados, así que antes de que caigas en el los atracones de comida chatarra, toma agua y espera de 15 a 20 minutos para ver cómo responde tu cuerpo.

Agencias