Abre la primera gasolinera sin Pemex

ExxonMobil abrirá en Querétaro la primera gasolinera sin Pemex, con cadena de suministro 100 por ciento privada

ExxonMobil se convertirá hoy en la primera empresa que competirá en el mercado mexicano con una gasolinera sin Pemex, al prescindir de utilizar la infraestructura de Petróleos mexicanos.

La petrolera estadounidense abrirá en Querétaro la primera estación de servicio en el País, con una cadena de suministro 100 por ciento privada.

Esto quiere decir que las gasolinas y diesel que venderán allí saldrá de una de las refinerías que tienen en Texas y que llegará a México por ferrocarril rumbo a dos terminales de almacenamiento.

“Somos el primero en participar en la cadena de valor todo haciéndolo nosotros”, resaltó Carlos Rivas, director general de combustibles de ExxonMobil en México.

Antes de que termine el año planean abrir más estaciones de servicio para cerrar el primer trimestre de 2018 con alrededor de 50 estaciones.

ExxonMobil ya importó dos trenes unitarios de 60 mil barriles cada uno, es decir, un total de 19.08 millones de litros. En promedio una gasolinera vende 12 mil litros diarios.

Otro obstáculo en la región son los huachicoleros. De enero a septiembre se registraron en Guanajuato mil 402 ordeñas de ductos mientras que en Querétaro hubo 209.
Planea expansión
El Bajío será la puerta de entrada para las gasolineras con la marca Mobil y a partir de ahí la apuesta es irse expandiendo hacia otros puntos del País.

Querétaro y Guanajuato, específicamente, serán los estados donde arrancarán operaciones, debido a la cercanía que tienen con la capacidad de las dos terminales de almacenamiento que ya tienen contratada.

“Estamos trabajando para llegar más aquí (al centro del País), estamos trabajando para expandirnos hacia el norte, se está trabajando para poder el año que viene materializar eso también”, adelantó Martín Proske, director de mercadotecnia en ExxonMobil en México.

Desde las terminales su primer cliente, el grupo gasolinero Orsan, abastecerá con sus propias pipas la última milla hacia las gasolineras.

Detalló que la terminal ubicada en San José Iturbide está expandiéndose con la construcción de tanques nuevos.

Carlos Rivas, director general de combustibles en México de la petrolera, resaltó que esto fue posible a raíz de los compromisos a largo plazo que hicieron con los inversionistas privados que construyeron las terminales.

La apuesta de ExxonMobil es invertir 300 millones de dólares en México en los próximos 10 años, incluyendo infraestructura.

Por Reforma