Absurdos los caprichos del presidente de la república

Absurdos los caprichos del presidente de la república, Tras La Verdad, Por Hector Parra Rodriguez.

Otros de los caprichos de Amlo, el Presidente de la República, podría tener un costo de mil 499 millones, 392 mil, 669 pesos, solo por pretender enjuiciar a varios de los expresidentes, cuando para ello la misma Constitución establece que la impartición de la justicia es gratuita, al igual que la persecución de los delitos y los delincuentes. Pero no, López prefiere hacer sus experimentos políticos a costa del erario, como lo ha venido haciendo con otras acciones negativas de gobierno y así, poco a poco destruye al país.

El pasado 28 de octubre, el Instituto Nacional Electoral (INE) dio a conocer el gasto extraordinario que tendría la realización de la “consulta popular” promovida por López, de tal manera solicitarán directamente a la Cámara de Diputados una ampliación a su presupuesto para el ejercicio fiscal del año próximo, de mil 499 millones 392 mil 669 pesos, para cumplir con la realización de la consulta popular el primero de agosto, vamos con el capricho de Andrés Manuel.

El INE se prepara para lograr economías, al considerar que varios materiales y servicios que utilizarán en las mesas receptoras de la “consulta popular”, serían los mismos que usarán en el Proceso Electoral y aún así la estratosférica cifra del capricho casi llega a los mil 500 millones de pesos. No hay dinero público para mil cosas necesarias para la sociedad mexicana, pero sí para la realización de una acción populista ¡Si López tiene pruebas en contra de los expresidentes, que las presente y los acuse! Así de simple. Pero no, prefiere la simulación de que será el pueblo y no él, quien promovería los juicios en contra de sus enemigos políticos ¡El pueblo pide justicia! Vaya populismo incomprensible.

De concretarse el capricho, se llevaría a cabo dos meses después de las elecciones federales y locales del 6 de junio del año entrante. Tendrían que volver a instalar las mismas casillas para recibir el voto de los electores que decidan participar en esa locura presidencial de la consulta. Dijeron en el INE (que habría que aclararle a López) que serán ciudadanos “voluntarios”, como ocurre siempre, sin pago alguno, los que recibirán y contarán los votos de sus vecinos.

Al INE, no le queda más que cumplir con el Decreto aprobado el pasado 22 de octubre por la bancada de Morena y sus rémoras en la Cámara de Diputados, por el que resolvieron la procedencia de la petición de consulta popular propuesta por el impertinente del titular del Ejecutivo; por cierto, la convocatoria ya fue publicada. De paso le recordaron a López lo prescrito en la Constitución, la que establece que, a partir de la publicación de la convocatoria y hasta la conclusión de la jornada del primero de agosto, Andrés Manuel López, deberá suspender cualquier difusión de propaganda gubernamental referente al acto que maliciosamente promueve el Presidente. Por aquello de que, Andrés hace promoción política diariamente, sin importar violar la Constitución o las leyes. Obvio, la llamada de atención es para toda propaganda política, entiéndase el mensaje, también va dirigido a Morena y acompañantes.

Deben comprender que toda la difusión es obligación exclusiva de la autoridad electoral. Esto es: del INE. La promoción de la Consulta Popular correrá a cargo exclusivamente del INE. Por lo cual, ningún partido, incluso los particulares deberán de hacer difusión alguna de la pregunta ya validada; aquella pregunta que en realidad no es pregunta, es un acertijo.

Dentro de los comentarios, que no discusiones, los consejeros estimaron que el INE no es responsable de la torpe pregunta realizada por los 6 Ministros de la Corte, para la consulta. Por lo tanto, no quedó en sus manos, pero se comprometen a garantizar que se tratará de un “ejercicio democrático, auténtico”. No les queda de otra. Así que, los ciudadanos decidirán si participan o no, y en qué sentido se pronuncian; respetarán y protegerán la libertad que deben salvaguardar. Nada de propaganda.

Lo interesante y estresante que se podría presentar, que no haya dinero para satisfacer el capricho de gastar inútilmente mil quinientos millones de pesos, cuando no hay necesidad alguna de la consulta. Así que, sin recursos adicionales, el INE no tendrá la posibilidad material para organizar esta Consulta ¿Qué les parece? Ello nos lleva a la pregunta ¿Sin dinero realizarán o no la consulta? Es un deber constitucional condicionado a la necesidad del dinero; pero, reza un principio jurídico: “Nadie está obligado a lo imposible” ¿Entonces? Seguramente López los acusaría de obstaculizar su consulta “patito” ¿Las consecuencias? Claro, el INE podría realizar la consulta bajo “pobreza extrema”, con tal de cumplir.

Los consejeros estimaron ciertos factores de ahorro en la organización de la Consulta, así que, seguramente ya remitieron la propuesta a la Cámara de Diputados para que sea integrada al proyecto de Presupuesto de Egresos del Instituto para el ejercicio 2021. Silencio absoluto. Nada han externado al respecto los legisladores federales, entiéndase diputadnos y senadores. Han callado como “momias”, diría López.

El INE y su enorme aparato burocrático electoral, tendrán que instalar 104 mil 667 casillas, cada una con mil 500 boletas; no así las 164 mil 550 casillas que se instalarán el 6 de junio. 59 mil, 883 casillas menos. Primer gran ahorro. Así lo acordaron los consejeros. Además, las Mesas Directivas de Casilla tendrán sólo tres de los seis funcionarios de casilla que se requieren en los comicios. Recurrirán a los pobres ciudadanos ya capacitados, consideran les generará ahorros al no ser necesaria una nueva insaculación, visita y capacitación integral, como si fuera un nuevo proceso electoral. Hay que economizar.

Reutilizarían, dijeron, los cuadernillos impresos con la Lista Nominal de Electores utilizados el 6 de junio, imprimiendo sólo las adendas de aquellas ciudadanas y ciudadanos que cumplan 18 años entre el 7 de junio y el 1 de agosto de 2021. Gasto inevitable. Los cómputos distritales se realizarán desde la misma noche del 1 de agosto, conforme lleguen los paquetes electorales lo que disminuirá dos días los trabajos del Instituto y la contratación de personal. Resultados rápidos y sencillos. Obviamente prescindirán del Programa de Resultados Electorales Preliminares, los resultados irán fluyendo en un sistema que los hará públicos conforme se vayan generando. Más ahorro.

Imposible no hacer boletas de la ociosa pregunta. Consideran que la impresión de las papeletas para la consulta será en un papel distinto al papel seguridad de las boletas electorales, saldrá más económica. En papel revolución saldría más barato. El proyecto del INE contempla que el dinero que no se utilice en la realización de la consulta popular, sea reintegrado a la Tesorería de la Federación. Obvio. Pero hay que dejarlo en claro, por aquello de la rampante corrupción del gobierno lopista.

¿Podría suspenderse el ensayo de dilapidar el dinero público? No hay ninguna norma que lo prevea, pero tampoco que lo impida. Así que, aún es tiempo para que recule López, pida a los legisladores que la cancelen y estos, a su vez, emitan otro Decreto ordenando la cancelación. Así nos ahorramos mil 500 millones de pesos. Y si es venganza la de López, el querer enjuiciar a los expresidentes (mediáticamente ya lo hizo: son responsables), simplemente que los denuncie, presente pruebas y su ayudante, Alejandro Gertz Manero, quien finge ser el Fiscal General, pedirá las órdenes de aprehensión y los jueces expeditos las autorizarán. Todo este trámite es simple y gratuito.

caprichos del presidente

Por: Héctor Parra Rodríguez

Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión del Portal que lo replica y pueden o no, coincidir con las de los miembros del equipo de trabajo de Okey Qro., quienes compartimos la libertad de expresión y la diversidad de opiniones compartiendo líneas de expertos profesionistas.