Alertan por brote de sarampión en Canadá

De acuerdo con la dependencia, en lo que va del año, en esa provincia canadiense se han reportado 45 casos de sarampión

La Secretaría de Salud (Ssa) emitió un aviso preventivo de viaje para quienes planeen visitar Ontario, Canadá, debido a que esta región registra un brote de sarampión.

De acuerdo con la dependencia, en lo que va del año, en esa provincia canadiense se han reportado 45 casos de sarampión.

Aunque esta enfermedad es prevenible mediante vacunación, las bajas coberturas de protección a la población en riesgo han favorecido la diseminación del virus, el cual persiste en regiones de Europa, como Italia y Rumania, expuso la Secretaría.

Otro país que ha registrado brotes de sarampión durante 2017 es Venezuela con un total de 34 casos.

En México, subrayó la dependencia, la última epidemia de sarampión ocurrió en 1989-1990. El último caso autóctono se registró en 1996, mientras que en 2011 se presentaron tres: dos en la Ciudad de México y uno en Guanajuato.

Sin embargo, los brotes activos en otras partes del mundo y el flujo constante de personas representan posibilidades de reintroducir la enfermedad en la sociedad de los diversos países.

A través de la Unidad de Vigilancia Epidemiológica y Sanitaria, la Secretaría de Salud detalló que la infección por el virus del sarampión es sumamente contagiosa y causa fiebre, erupciones cutáneas y congestión nasal.

Debido a que la enfermedad puede acarrear complicaciones como diarrea severa, infecciones de oído, neumonía, ceguera y encefalitis, la dependencia federal pidió a los viajeros tomar precauciones.

También recomendó a las personas que tengan que viajar a ese país aplicarse la vacuna contra el sarampión 14 días antes de su partida, incluso en niños de entre 6 y 11 meses de edad.

Mientras que, durante la estancia en Ontario, la Secretaría informó que por precaución las personas deberán lavarse sus manos con frecuencia, usar cubrebocas al estar entre grupos de personas y evitar el contacto cercano como besos, abrazos o compartir cubiertos y vasos con gente enferma.

La dependencia mencionó que, si una de las personas presenta fiebre y erupciones durante el viaje o hasta 21 días después de su regreso, deberá buscar atención médica y beber líquidos en abundancia para prevenir la deshidratación.

Por Reforma