Alianza Morena – Verde, Me Lleva El Diablo

Alianza Morena – Verde, Me Lleva El Diablo, 19 de noviembre

La política es pragmatismo, cierto, pero debe haber límites; sobre todo en el caso de Morena que dice representar un verdadero cambio.

Inmorales son las alianzas que se pactan entre PAN y PRI, por un lado, y Morena y Verde, por otro. El chiste llamado Alianza del PRI, PAN, PRD se cuenta solo.

Lo sorprendente es que Morena va en alianza con el Verde en 2021 para culminar la 4T. Eso impulsa Mario Delgado, el nuevo gerente nacional de Morena.

Sin embargo, los dirigentes del verde han dejado en claro que la alianza va casi en todos los estados, pero no en Querétaro; también militantes y simpatizantes de Morena en la entidad rechazan la alianza que empuja Mario Delgado, el nuevo presidente del partido.

Pero hoy el Partido Verde, aplicado y oportunista como antes, ya está sentado en la mesa de Morena.

En la entidad el verde dice que va solo, y como no si en Querétaro el PV ha sido más prianista, es decir ha estado con el PRI y con el PAN, de acuerdo con el color del partido en el gobierno; ahora quiere ser primor.

En el estado, actualmente el Verde ha sido comparsa del PAN, o mejor dicho del gobernador Francisco Domínguez, que ya giro la instrucción al Verde de no ir a la alianza con Morena; el Verde ha sido cómplice de los presidentes municipales panistas, principalmente del de Corregidora.

Los verdes, con Ricardo Astudillo a la cabeza, más que aliados de Morena, van solos pero no por los votos, no por tener una propuesta; van solos para ser esquiroles contra Morena para favorecer al candidato – Mauricio Kuri- del PAN.

Ya ven en Adolfo Ríos a un candidato que les cumplirá en el propósito de hacerle el trabajo sucio al PAN al restarle votos a Morena, tanto en la competencia para gobernador, o en la de presidente municipal en de Querétaro.

Por otra parte, siendo un partido cacha votos, y un parásito electoral que compite con los candidatos que los demás partidos van desechando, la petición del dirigente nacional de Morena de aliarse con el Partido Verde parece tan repulsiva para lo que Morena dice representar que la simple propuesta de discutir la idea debería ser ofensivo, empezando con López Obrador.

En los últimos 20 años el Partido Verde ha representado todo lo que López Obrador cuestiona: frivolidad, oportunismo, apoyo del llamado neoliberalismo, personajes vinculados a la corrupción y el abuso del poder.

El Partido Verde fue un gran aliado de Enrique Peña Nieto. ¡Lo ayudó a aprobar todas sus reformas estructurales!; lo defendió frente a las críticas de la oposición, ¡incluido López Obrador; fue en coalición con el PRI en 2006,2009,2012,2015 y en 2018 en apoyo a José Antonio Meade (aunque Manuel Velasco, gobernador de Chiapas, apoyara política y financieramente a López Obrador).

Lo sorprendente es que el partido de la llamada «cuarta transformación» actúe de la misma forma como lo hizo antes el PRI y el PAN: aceptando su apoyo a cambio de votos y concediéndole peticiones y caprichos.

Lo peor: que en Querétaro se los vayan a cumplir.

 

Verde