Conoce los alimentos que provocan mal olor corporal

Descubre qué alimentos provocan mal olor corporal

Cómo evitar tener mal olor corporal, si a pesar de bañarnos, de utilizar desodorantes cada cinco minutos o tener dientes blancos y relucientes, algo sigue oliendo mal en nuestro cuerpo, seguramente se debe a la comida.

Existen alimentos que causan un olor no agradable, debido a que aumentan la acidez que transpiramos. El mal olor, por lo general, se debe a un desequilibrio en la química del cuerpo y provoca una mala fragancia, aunque estemos cumpliendo con las debidas reglas de higiene.

La forma por la cual liberamos toxinas es el sudor y si nuestra alimentación no es adecuada, se reflejará a través del olor que despide nuestro cuerpo, pues algunos productos hacen que el olor sea más ácido y, a su vez, más penetrante, pues al organismo le es más difícil desecharlos.

Para liberarnos de esos malos olores, presentamos algunos alimentos que deberíamos evitar:

Gomitas de dulce: Las bacterias que causan mal olor son amantes de lo dulce. El crecimiento de la levadura hace que el azúcar se convierta en alcohol, lo que genera mucha más acidez de la que el organismo necesita, por lo que el olor se vuelve más fuerte.

 Aceite hidrogenado: Se encuentra en la comida chatarra. Si de por sí ya teníamos razones para no consumirla frecuentemente, pues es un aliado del sobrepeso, sumemos que también causa mal olor. El aceite se descompone rápidamente causando mala digestión.

Embutidos: El paté o las salchichas pueden ser la razón de que tengamos mal olor. Cuando se descomponen en la digestión, pueden causar acidez estomacal, agruras, gases, generando una fragancia nada agradable.

Lácteos: El exceso en la ingesta de estos alimentos es uno de los causantes de mal olor. Según los especialistas, estos productos son altos en proteínas que, al descomponerse, producen sulfuro de hidrógeno que se convierte en uno de los favoritos de las bacterias.

Huevo: La trimetilaminuria es un desorden genético que hace que el organismo despida un olor similar al pescado y uno de los agentes que lo provoca es el huevo. Esta enfermedad hace que los niveles de colina sean más altos.

Chile y especias: Los alimentos que despiden un olor fuerte, tales como los condimentos, también son responsables del mal olor. El ajo y la cebolla no sólo fomentarán el mal aliento, sino también la producción de gases sulfurosos, los cuales se liberan por los poros de la piel.

Carne roja y pescado: Debido a que tardan mucho tiempo en viajar a través del tracto digestivo, tienden a pudrirse y a liberar malos gases y toxinas. Dichas toxinas asumen la forma de flatulencia y de sudor, generando mal olor corporal.

Fibra: El metano, el dióxido de carbono y el hidrógeno son gases que se forman cuando los alimentos, como las legumbres, frijoles, verduras y granos integrales se digieren. Una buena dieta contiene fibra para una buena digestión, pero comerla provoca flatulencias.

Café: De por sí, su sabor es fuerte y las sustancias que posee, sobre todo la cafeína, tienen efectos en la química del cuerpo, pues son tan fuertes que pueden cambiar la cantidad y la forma en que transpiramos, haciendo que produzcamos un mal olor.

Alcohol: Es una bebida muy penetrante y debido a que se transporta rápidamente al torrente sanguíneo, cambia la forma en que el producto se descompone, pues acelera el proceso de sudoración, con lo que el olor queda presente durante más tiempo y es más penetrante.

Naxio.