Muere Anthony Bourdain, chef estrella de la televisión

El chef Anthony Bourdain, se ha suicidado a los 61 años, según la CNN, cadena para la que trabajaba

El famoso chef y crítico gastronómico Anthony Bourdain ha muerto a los 61 años, según ha informado la CNN. El cocinero, una estrella en la televisión de su país, Estados Unidos, presentaba el programa Parts Unknown, sobre comida y viajes, emitido en la CNN. Estaba casado y tenía una hija. El canal ha informado de que el cocinero se ha suicidado.

Bourdain (Nueva York, 1956) era uno de los chefs más importantes del mundo, estrella televisiva gracias a sus programas de cocina. “Con enorme tristeza, podemos confirmar la muerte de nuestro amigo y colega, Anthony Bourdain”, ha informado la CNN en un comunicado emitido este viernes. “Su amor por la aventura, los nuevos amigos y la buena comida y bebida y sus historias extraordinarias historias sobre el mundo lo hicieron un contador de historias único”, prosigue el comunicado de la cadena, que ha señalado que el suicidio es la causa de la muerte del cocinero.

El libro Confesiones de un chef (2000) lo sacó de los fogones para convertirlo definitivamente en un cocinero mediático. Bourdain describía las cocinas de los restaurantes como si fueran barcos de piratas en pleno abordaje. Largos cuchillos incluidos. Luego se dedicó a escribir sobre gastronomía y a viajar para recabar experiencias que luego aplicaba en los reportajes de su programa de cocina, No reservations.

En una entrevista en EL PAÍS en 2007 dijo: “Soy un gran admirador de Juan Mari y Elena Arzak, tienen uno de los mejores restaurantes del mundo. Son admirables como personas y como profesionales. Me gusta cómo combinan lo nuevo sin olvidar la tradición vasca. Lo que hace distinto a Ferran Adrià, y lo que lo hace distinto de todos los que lo copian, es que, siendo una cocina increíblemente creativa, no pierde de vista la comida catalana como fuente. Una de las cosas que les encanta a los que hacen la gran excursión a El Bulli es asombrarse y pasear antes o después por el mercado de La Boquería, en Barcelona. Se enamoran de los ingredientes españoles. Los chefs de todo el mundo están respondiendo muy positivamente a la seducción de todos esos ingredientes españoles, más que al interés por la propia cocina creativa”.

Recelaba de los críticos gastronómicos: “No te puedes fiar de alguien que se queja de que un plato tiene muchas trufas. Después de muchos años en lo mismo pierdes el sentido de la novedad”, dijo también a EL PAÍS en 2010.

AGENCIAS EL PAÍS  foto SLAVEN VLASIC GETTY