Apoyos y lluvias salvan al sector agrícola y pecuario

 

El titular de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario detalló que los apoyos y lluvias salvan al sector agrícola y pecuario

Las recientes lluvias en gran parte del estado han beneficiado el sector agrícola y pecuario; de acuerdo con información de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) en lo que va de septiembre la precipitación media es de 66 milímetros, mientras que el año pasado era de 47.6 milímetros en el mismo periodo.

Debido a estas condiciones climatológicas, los productores del sector agropecuario se han mostrado optimistas, ya que las lluvias atraen múltiples beneficios al campo; ayudan a la captación de agua en presas y bordos, y mejoran el rendimiento de la siembra en temporal; se tienen hasta el momento 103 mil 429 hectáreas de la superficie sembrada en el estado.

El titular de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario (SEDEA), Carl Heinz Dobler Mehner, detalló que se cuenta con 35.2 por ciento de almacenamiento en los 38 cuerpos de agua que registra la CONAGUA en la entidad.

“Estas lluvias han permitido que se moje el suelo y que el cultivo se logre; tradicionalmente la temporada de lluvias empezaba el 15 de mayo, este año por las condiciones del cambio climático, el temporal inició el 10 de junio”, apuntó.

El funcionario estatal comentó que, pese a que no ha llovido lo suficiente, las precipitaciones registradas sí son de gran ayuda para que haya menos posibilidad de evaporación; por lo tanto, la tierra y el ambiente están húmedos y esto contribuye al mejor desarrollo vegetativo de los agostaderos y de los cultivos.

Señaló que la SEDEA trabajó en un programa de rehabilitación y desazolve de bordos, con el cual se atendió a los 18 municipios del estado, con el objetivo de compensar los últimos años de sequía mediante estos sistemas de captación de agua.

“Nos dimos cuenta de que había algunas solicitudes del agrícola y pecuario que llevaban más de 12 años sin respuesta y bordos con más de 40 años sin haber sido desazolvados, por eso se dio prioridad a la necesidad de los productores”, subrayó.

La inversión para este programa fue de 20 millones de pesos, recursos que se destinaron a 78 obras en beneficio de más de tres mil 100 personas.

La mayoría de los proyectos se ha dirigido a la ganadería para la suficiencia de agua en los abrevaderos de los animales, así como para el sector agrícola, porque el azolve de los bordos fue utilizado como mejorador de suelo o abono.

El secretario indicó que con este programa se atendió a más de 29 mil cabezas de ganado, además de un volumen extra de almacenamiento de agua en los 78 bordos.