Buscó la foto perfecta con un pulpo y acabó en el hospital

Mujer termina en hospital tras fotografiarse con pulpo en la cara

Una mujer estadounidense se puso un pulpo en la cara para hacerse una fotografía original y acabó en un hospital.

Jamie Bisceglia, una mujer de Washington (EUA), tuvo que ser ingresada en el hospital tras posar con un pulpo en la cara para ganar un concurso de fotografía.

Durante la fatídica sesión, el animal marino hirió a Bisceglia en dos ocasiones, inyectando su veneno dentro de la cara.

«¿Pueden decirme loca? Sí, es un pulpo en mi cara. No sabía que tenían un pico para inyectarte. Bueno, me pasó a mí. ¡Ouch! Mi mentón está hinchado y no paraba de sangrar. Ahora solo está supurando. ¡Pero voy a cocinarlo para la cena!», escribió Bisceglia en su cuenta de Instagram al compartir las fotografías previas al ataque.

El cefalópodo le paralizó con su veneno el lado izquierdo de su rostro.

«No fue una buena idea. No lo volvería a hacer jamás», reconoce ahora la mujer. Siete días después del incidente, sigue tomando tres antibióticos diferentes y las molestias no han desaparecido.

Muchos expertos creen que este potente veneno del pulpo es el resultado de la evolución. Ellos opinan que el veneno ha logrado hacerse más fuerte con el tiempo. La evolución de cualquier especie puede resultar desconcertante, especialmente la de este tipo de criaturas tan diferentes al resto de sus vecinos acuáticos.

Los pulpos han demostrado altos niveles de inteligencia, así como la capacidad de adaptarse a su entorno. Se cree que el saco de tinta que tienen es parte del proceso evolutivo. Esto les ofrece una vía de escape ante los depredadores para sobrevivir.

Esta es una de las especies de pulpo más agresivas en el mundo. No son tan propensos a correr y esconderse como lo harían normalmente otros pulpos. También son muy territoriales, suelen pelear para defender su área, su comida y el refugio. La mayoría de las otras especies simplemente se ignoran entre sí, pero este no es el caso.

El veneno que libera el pulpo de anillos azules es alarmante para los seres humanos. De hecho, es el único capaz de matarnos con su picadura. Esa es la principal razón por la que muchas personas evitan entrar al agua donde ellos habitan temiendo una posible mordida.

Horizonte Por: Agencias