El café es bueno para casi todo el mundo

Un estudio de la Universidad de Catania, en Itaila, concluye que el café es beneficioso para reducir el riesgo de algunos tipos de cáncer y otras enfermedades y que lo recomendable sería tomar entre cuatro y cinco tazas al día.

Para quienes dicen que beber café es malo para la salud, un grupo de investigadores de la Universidad de Catania, en Italia, tiene algo que comentarles: se equivocan.

El café tiene multitud de beneficios para el ser humano y solo hay un grupo para el que es perjudicial y al que se aconseja su ingesta controlada: las embarazas.

Giuseppe Grosso, epidemiólogo nutricional de la Universidad de Catania en Italia, estaba cansado del poco acuerdo existente en torno a los beneficios o contraindicaciones del café.

Así que un día se puso a la cabeza de un equipo de expertos de la universidad italiana y, sin que mediase la financiación de ninguna marca relacionada con esta bebida –esto es importante señalarlo–, llevó a cabo un estudio de 127 investigaciones para llegar a la conclusión de que el café es beneficioso para la salud salvo si se está embarazada.

Entre todo el material que investigaron y los datos que recopilaron, llegaron a la conclusión de que existe una evidencia “probable” que relaciona la ingesta de café con una reducción del riesgo del 2 al 20% de padecer cánceres tan comunes como el de mama, colorrectal, colon, endometrio y próstata.

El porcentaje varía según el tipo de cáncer, como recoge The Washington Post.

Además, también reduce el riesgo en un 5% de enfermedades cardiovasculares y en un 30% la diabetes de tipo 2. El Parkinson también se encuentra entre las enfermedades incluidas en las conclusiones.

En el caso de la diabetes y el Parkinson tiene que ver con que contribuye a una mayor eficacia de las enzimas encargadas del metabolismo de la insulina y la glucosa. Y, por último, se observó que existe una tasa de mortalidad más baja entre quienes consumen café.

Todos estos beneficios para la salud y la disminución del riesgo de padecer algunas enfermedades tienen que ver con el hecho de que contenga antioxidantes naturales que ayudan a recuperarse a las células y que envejezcan más lentamente.

Otra de sus propiedades es la de reparar el ADN haciendo que la células sufran menos riesgos de convertirse en cancerosas. Y, por si esto fuera poco, resulta que es antiinflamatorio.

Sin embargo, todos estos beneficios se ven eclipsados en el caso de mujeres embarazadas ya que el consumo de café o de cafeína en general parece estar vinculado con un aumento del riesgo de aborto espontáneo.

La causa se encuentra en que, como señala el investigador italiano Giuseppe Grosso, los fetos no poseen la enzima encargada de metabolizar la cafeína.

De ahí que se acumule en su organismo con efectos que pueden resultar mortales. Por eso a las embarazadas siempre se les recomienda que reduzcan la ingesta de esta sustancia durante esos nueve meses.

Entre quienes aseguran que el café da cáncer –como en California, donde las cafeterías tendrán que colocar un aviso–, lo relacionan con la producción de acrilamida, una sustancia que se genera al tostar los granos de café.

Esto ocurre, pero conviene aclarar que las pruebas realizadas en ratones indican que para que el café fuese perjudicial en ese sentido habría que tomar unas 2.000 tazas al día, como señalan en Inc.5000.

Con información de Agencias.