Calendarios de Vladimir Putin se han puesto de moda

Calendarios 2018 de Putin se vende ‘como pan caliente’

Rusia.- Por tercer año consecutivo, en Rusia y algunas otras partes del mundo comenzó ya la venta de los calendarios 2018 protagonizados por el presidente Vladimir Putin.

De acuerdo con medios de comunicación rusos, los calendarios de Vladimir Putin ha sido un rotundo éxito y se ha agotado

Una de las editoriales más importantes de Rusia, Bronze Horseman, lanzó seis mil copias al mercado con 12 imágenes exclusivas, el cual se puede adquirir en eBay, disponible en siete idiomas.

De cacería, en motocicleta, practicando judo o acariciando un leopardo, los consumidores se han vuelto “locos” por el despliegue fotográfico del líder ruso y los expendios no dan a basto.

O al menos eso aseguran los medios rusos afines al Kremlin.

Según Alistair Coleman, de BBC Monitoring (el servicio de seguimiento de los medios internacionales de la BBC), los medios rusos aseguran que el calendario “se agotó en pocas horas” cuando se puso a la venta en Reino Unido.

Sin embargo, dice el corresponsal, no se ha podido identificar una sola tienda en el país que lo tenga en inventario, mientras que las ventas online han sido limitadas.

Por ejemplo, la página internet del diario ruso Izvestia afirma que los calendarios de Vladimir Putin se han “puesto de moda” en Reino Unido.

“Ya no hay más calendarios. Se agotaron en sólo unas pocas horas”, dice el periódico.

Ese aparente entusiasmo lo reitera el sitio web pro Kremlin Riafan.ru que señala que el calendario ha “generado mucha emoción entre los residentes locales”.

El mes de junio ofrece la oportunidad de revivir el momento en que Putin participó en un festival de motocicletas en Novorossysk.

El calendario parece ser producido por una editorial en San Petersburgo.

Algunas de las imágenes tienen por lo menos 10 años de antigüedad y no se sabe si tiene la aprobación oficial de Kremlin.

Pero no es la primera vez que se publica. Ha habido por lo menos tres años de calendarios dedicados exclusivamente al presidente ruso.

La versión de 2017, publicada por la revista tabloide Zvezdi I Soveti, trae imágenes acompañadas de una serie de citas de Putin en las que expresa su amor por los gatos, habla de la importancia del pan y se jacta del poderío militar de Rusia.

Esa edición tuvo un sorpresivo gran éxito en Japón, donde se vendieron 350.000 ejemplares en los primeros meses, según la tienda Loft, que era la única autorizada a vender el calendario.

Pero, ¿cuánto interés tendrán los británicos en tener al presidente Putin colgado en la pared de sus cocinas durante 12 meses? ¿Será verdad que sienten “admiración por el estilo de vida del presidente”, como expresó un presentador de noticias ruso”.

Un bloguero en Rusia asegura que se trata de una noticia falsa.

No obstante, hay que reconocer que la edición del calendario Putin 2018 gozó de cierto interés mediático en Reino Unido, el mes pasado, saliendo en los tabloides populares The Sun, Daily Mirror y Daily Mail.

Pero la cobertura no fue del todo elogiosa. El diario Daily Star catalogó la serie de fotografías de “delirantes” y se burló de los gestos del presidente llamándolo “Vladimir Pucheros”.

Ninguno de los informes en la prensa británica abordó el tema de la venta de los calendarios.

Alistair Coleman, de BBC Monitoring, contactó a los 10 principales vendedores de calendarios en Reino Unido y ninguno tiene a Putin 2018 en inventario.

Pero, no hay de qué preocuparse. El calendario está disponible a través de varios proveedores online en eBay y Amazon, aunque ninguno de ellos está basado en Reino Unido.

El principal se encuentra en Voronezh, Rusia. Los precios oscilan entre US$10 y US$97 (incluido el costo de envío).

En conjunto, estos sitios en internet han vendido solo unos centenares de calendarios.

Y para poner las cosas en contexto, solo la cadena británica Calendar Club “anticipa ventas de cuatro millones de calendarios este año”, afirma Coleman.

La mayoría de la cobertura está basada en un reportaje del sitio noticioso ruso 360TV que titula: “Británicos compraron el calendario con fotos de Putin de cacería”, citando como fuente al diario Daily Mirror.

Ese tabloide británico no incluye esa declaración en su informe, aunque señala que la edición del calendario está limitada a 6.000 copias, de venta a través de eBay, informa Coleman.

El periodista ruso Alexey Kovalev fue de los primeros de resaltar en su blog que la cobertura de esa noticia estuvo un tanto maquillada por los medios de su país.

“Realmente deberíamos hacer algo con respecto a este complejo de inferioridad masivo”, tuiteó. “No puedes querer tanta admiración de extranjeros y luego inventártela si no la obtienes”.

Kovalev afirma que no hay una sola palabra de la gente “haciendo cola durante la noche” para comprar el calendario. “Es una invención de los mimados cronistas ‘vatnie’ (pro Kremlin)”.

Por Agencias