Que tu calzado favorito no sea una pesadilla

Todas las mujeres tenemos algun calzado que nos encantan y amamos con todas nuestras fuerzas, pero que son una pesadilla traerlos puestos. Nos aprietan, son resbalosos o nos lastiman.

Hemos usado algún tipo de calzado incómodo y francamente es una de las peores sensaciones del mundo, sin contar con que nos vemos muy mal al caminar con zapatos que nos lastiman.

Si este es tu caso, pon atención, pues aquí te damos algunos consejos para sentir tus zapatos más cómodos y los uses todo el tiempo que quieras.

 Si te aprietan

Hazlos un poco más grandes colocando bolsas con agua helada dentro de ellos y metiéndolos al congelador por toda una noche. Por muy raro que parezca, este truco funciona y bastante bien.

Si la suela está muy resbalosa

Para evitar cualquier caída, lija la suela de tus zapatos. Esto hará que se les quite lo resbalosos y ya no tengas miedo de terminar en el suelo. Esto funciona muy bien con los zapatos que son completamente nuevos.

Si te lastiman

Si esos zapatos que tanto te encantan te lastiman, puedes hacer que se amolden más fácil y rápidamente a tus pies. Caliéntalos durante dos minutos con tu secadora de cabello, luego ponte unos calcetines gruesos y camina con ellos por unos cinco minutos más. Esto hará que te queden mucho mejor y que no te lastimen.

Si huelen mal

Absorbe el mal olor colocando en su interior bolsitas de té. Déjalas ahí al menos un par de días.

Camina cómodamentecalzado

Pegar el tercer y cuarto dedo juntos, con cinta micropore, facilita caminar en zapatos altos

Adiós a las ampollas

Evita las ampollas por roce del talón colocando desodorante transparente en gel

A prueba de agua

Haz que tus zapatos sean a prueba de agua frotándolos con cera de abeja

A qué hora comprar

La mejor hora para probarte calzado que deseas comprar es durante la tarde o noche

Los pies pueden hincharse hasta medio número más al final del día.

Agencia