Cascadas de Agua Azul sufren repentina sequía

Dependencias estatales y federales mencionaron que las causas de esta disminución en los niveles de agua en las las cascadas de Agua Azul, son diversas, todas de origen natural; una de ellas podría ser el sismo del 7 de septiembre.

El viernes pobladores reportaron que las cascadas de Agua Azul, ubicadas en el estado de Chiapas, sufrieron una considerable disminución en el nivel de sus afluentes, lo que fue reportado a autoridades federales y estatales.

Miembros de Protección Civil del estado, de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) y de la Comisión Nacional del Agua realizaron recorridos por tierra y por aire para determinar las causas de esta disminución.

En conferencia de prensa, las autoridades mencionaron que se harán estudios a profundidad, pero que la sequía repentina de las cascadas de Agua Azul probablemente se deba a causas naturales.

Una de las causas que se mencionó en conferencia de prensa es que el sismo de magnitud 8.2 del 7 de septiembre -que afectó más a estados como Chiapas o Oaxaca- provocó una fractura en rocas que forman parte del área del cascadas, donde se estaría filtrando el agua hacia el subsuelo.

Las dependencias harán un estudio en las más de 2 mil 500 hectáreas de las cascadas de Agua Azul, las cual son formadas por el agua de tres ríos: Otulún, Shumuljá y Tulijá.