Cómo disimular que alguien te gusta

Cómo disimular que alguien te gusta, consejos para que no se note

A veces nos gusta otra persona pero, por ciertos motivos, no queremos confesarle nuestro amor o que ni tan siquiera se nos note. Puede ser alguien con quien pases tus días, por ejemplo en el trabajo, en la escuela o universidad, o simplemente sea una persona por la que has empezado a tener sentimientos pero sabes que no puede ser.

En ese momento, te gustaría no alterarte cada vez que ves a esa persona, mostrarte lo más natural posible y evitar que vea que te gusta. Simplemente tienes que aprender a manejar tus nervios y darte cuenta de cómo actúas para controlarte en caso de que te pongas en evidencia.

No es difícil, solo tienes que ponerlo en práctica. Si quieres saber algunos consejos, en este artículo de te contamos cómo disimular que alguien te gusta.

Los gestos son algo que no tenemos tan en cuenta pero que dicen mucho sobre nosotros, sobre todo si lo nuestro es amor de verdad. Son cosas que hacemos sin percatarnos, como tocarnos el pelo, cruzar las piernas, apoyar la cabeza sobre nuestro puño, cruzarnos de brazos…

Todo esto, aunque lo hagamos inconscientemente, es un reflejo de nuestros sentimientos y emociones.

Algunos de los gestos que pueden delatarte son:

La distancia entre ustedes es más corta: cuando estás hablando con el que te gusta, de forma automática tu cuerpo se acerca al suyo. No es algo muy notorio, pero observa durante unos días a qué distancia hablas con otra persona y cuál es la distancia con él o ella e intenta corregirlo, como si hablases con alguien cualquiera.

Le sostienes la mirada durante un buen rato: a veces esto es difícil de identificar, porque puede que te embobes sin disimulo o puede que tu timidez solo te permita contemplarle unos segundos. Pero es cierto que, si te paras a pensarlo, es posible que mires más a los ojos a esa persona que a ninguna otra.

Tu reacción al contacto físico: este es otro gesto que puede delatarte. Cuando roza tu brazo por algún casual o coge tu mano para algo… si te invaden los nervios en ese momento, se notará. Lo mejor es que intentes actuar normal.

Cuando alguien te atrae mucho, mantente ocupado

Si no puedes evitar que te invadan los nervios cuando esa persona aparece o te habla, intenta mantenerte ocupado. Mira el móvil como si tuvieses mensajes que responder o continúa con tu trabajo.

De esta manera será un ambiente más distendido, una conversación natural y tú estarás pendiente de otras cosas y no solo fijarás tu atención en él o ella. Además, esto servirá también para darle a entender que no es tu prioridad, lo cual demostraría que hay algún sentimiento.

Cómo ser tú mismo con la persona que te gusta
Si no sabes cómo ser tú mismo con el que te gusta, te damos algunos consejos:

No cambies tu forma de actuar cuando se te acerque: hay personas que, por no querer demostrar que les gusta alguien, actúan de forma distante o incluso se ponen a la defensiva o contestan mal. Esto puede dar lugar a malentendidos y el otro podría pensar que incluso tienes algún problema con él.

Actúa igual que antes de que te gustara: si sois amigos o compañeros, trátale de la misma forma que antes. Si hablabas mucho, sigue haciéndolo como si nada. Lo mejor para evitar que sepa que te gusta, es mantener la misma relación de siempre: ni demostrar más cariño ni alejarte.

Entabla una conversación de forma natural: que no te invadan los nervios. Háblale como si fuera alguien más y no notará la diferencia.
No evites a la persona: esquivándola solo conseguirás que se percate de que ocurre algo.

Cuando te gusta alguien prohibido, no te desesperes

¿Te escribe un Whatsapp y tú le contestas corriendo? ¿Te saluda y rápidamente intentas comenzar una conversación para que no se escape? ¡Alto! No muestres desesperación por hablar o estar con esa persona.

Si no siente lo mismo por ti podría agobiarse y distanciarse más. Si te apetece escribirle, puedes hacerlo, pero no estés encima suyo todo el rato o se dará cuenta de que te gusta.

Cuando alguien te atrae mucho, controla tus nervios

Esta es la parte más difícil de todas. ¿Cómo puedo controlar mis nervios si aparecen solos nada más ver a quien te gusta? Practica en casa algunas técnicas de relajación y ponlas en marcha para cuando te encuentres con esa persona. Al cabo del tiempo, todo saldrá solo.

No significa reprimir tus sentimientos, pero sí evitar que salgan en forma de nervios al exterior. A continuación te explicamos algunas técnicas de relajación.

Técnicas de respiración

Esta es una de las mejores técnicas de relajación, te explicamos esta técnica de respiración paso a paso:
Siéntate y respira profundamente varias veces cogiendo aire.

Aguántalo unos segundos y suéltalo lentamente.

Repite ambos pasos tantas veces como veas necesario.

Obviamente esto no puedes hacerlo cuando esa persona esté delante de ti, pero si estudiáis o trabajáis juntos y te pones de los nervios, puedes excusarte e ir al baño unos minutos para ponerlo en práctica y relajarte. Además, en muchas ocasiones los nervios se pasan al estómago. Esta técnica puede ayudarte a prevenir o aliviar los síntomas intestinales.

Técnica de control emocional

Con esta técnica aprendemos a es la llamada detención del pensamiento. Cuando nos ponemos nerviosos porque nos gusta una persona, es debido a que en nuestra cabeza se crean gran cantidad de pensamientos, la mayoría negativos: “¿qué estará pensando de mí? ¿Le gustaré yo u otra persona?”. A veces les damos respuestas a estas preguntas, pero son negativas.

Estos pensamientos no nos ayudan a nada, sino a ponernos más nerviosos. Es por eso que podemos aprender a controlarlos. ¿Cómo? Te lo explicamos:

Cuando te alteres frente a esa persona, detecta qué tipo de pensamientos estás teniendo.

Puede ayudarte hacer una lista con los pensamientos o sentimientos más recurrentes que tengas.

Una vez tengas claro qué ronda por tu mente con la persona que te gusta, estate alerta y, cuando aparezcan de nuevo, intenta parar esos pensamientos y sustituirlos por otros más positivos.

Costará, lo sabemos, pero con la práctica todo se consigue. Ahora que ya sabes cómo disimular que alguien te gusta

Alba San Hipolito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *