Sabes cómo lograr complacer a una mujer

Así lograrás reavivar la llama del deseo, lograrás complacer a una mujer nivel EXPERTO

Los amantes más versados cumplen las cuatro tareas obligatorias para complacer a una mujer: preliminar, masturbación, cunnilingus y penetración.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Crecimiento Familiar (NSFG, por sus siglas en inglés), los matrimonios llevan una vida sexual activa, aunque sin efectos sorpresa para la mujer.

Esto quiere decir que si sus relaciones sexuales son más o menos satisfactorias, el hecho de que sepan de antemano las posiciones sexuales y hasta el lugar donde lo harán, implica un deterioro en la vida sexual.

Por ello, y por tantas parejas que no están acostumbradas a no ir más allá, aquí les dejamos una serie de instrucciones para complacer a una mujer nivel EXPERTO.

  1. Preliminares:

¿Son buenos los previos? Sí y sí, no hay más. Son absolutamente necesarios pues ayudan a fomentar el deseo, la lubricación y el placer.

Aunque no hay ningún dato concreto que estipule el tiempo exacto que deben durar las caricias, roces, besos y demás, nunca te saltes este punto. De hecho entre más tiempo esperes la penetración, esta será mucho más satisfactoria.

Esto no es ningún secreto para saber como volver loca a una mujer en la cama, pero conviene tomarlo en cuenta como refuerzo, pues en el sexo hay momentos para todo tipo de encuentros y algunas ocasiones son más propicias para el sexo rápido y otros casos dan para jugar más y explorar sobre el terreno, pero independientemente de la situación, no debemos olvidar que las mujeres necesitan usar más los preliminares y juegos previos para alcanzar el mismo grado de excitación que los hombres.

Procura acariciarla de forma paulatina y progresiva, comienza a besarla dulcemente mientras acaricias todo su cuerpo incrementando la presión y la intensidad de los movimientos en la medida que se sienta cómoda sin centrarte únicamente en las zonas más voluptuosas de su anatomía, pues además de los senos, las nalgas y la vagina hay muchas zonas que también son consideradas erógenas por su alto grado de sensibilidad al acariciarlas y que en muchas ocasiones no son tenidas en cuenta por las parejas como el lóbulo de la oreja, el cuello, los muslos etc.

  1. El orden de los factores no altera el orgasmo:

Los amantes más versados cumplen las cuatro tareas obligatorias: preliminar, masturbación, cunnilingus y penetración. Y, si les gusta el sexo anal, pues qué mejor.

Debes realizar todo en ese orden. Esto no significa que siempre será igual, pues para cada uno puedes variar los detalles, pero recuerda seguir la enumeración.

  1. Masaje de clítoris:

Si en algo estamos de acuerdo las féminas es que una masturbación bien ejecutada es capaz de llevarte al clímax.

¿Qué se necesita? Una buena lubricación y si es posible, el uso de algún juguete sexual.

  1. Penetración:

El punto culminante. La mayoría de las mujeres disfrutan con la penetración, sin embargo, el tema importante es averiguar cómo le gusta a ella: lento, duro y fuerte, “romántico” o todo junto.

       5.- Mantener el ritmo y la posición

Una de las claves para volver a una mujer loca en la cama y en la que fallan muchos hombres es en mantener el ritmo y la posición durante el coito, aunque también es aplicable a la masturbación y durante el sexo oral, pues las mujeres necesitan mayor tiempo de estimulación para llegar al mismo nivel de excitación que los hombres y eso no se consigue cambiando constantemente de postura o con un ritmo irregular.

Truco: para facilitar que la mujer llegue al orgasmo coloca una almohada o cojín en la parte alta de su trasero para favorecer la estimulación del clítoris durante las embestidas.

Por favor, un poco de variedad en cuanto a las posturas siempre se agradecerá.

EC y agencias