Cómo minimizar el uso de plástico en el hogar

Tips para minimizar el uso de plástico en nuestro hogar y hacerlo más saludable

Estamos rodeados de plástico en el hogar, en la calle, en los lugares de trabajo,predomina la presencia de éste material en nuestras vidas; (recordemos que el plástico está hecho de petróleo).

Este material, además de ser altamente contaminante para el medio ambiente, contiene disruptores endocrinos ( es una sustancia química, ajena al cuerpo humano o a la especie animal a la que afecta, capaz de alterar el equilibrio hormonal de los organismos) éstos que alteran nuestras hormonas, las cuales realizan innumerables labores en nuestro organismo, como controlar las funciones de los órganos o mantener un equilibrio óptimo en nuestro cuerpo.

Los plásticos contienen componentes que alteran e interfieren con este equilibrio hormonal y pueden llegar a causar enfermedades, y no sólo eso, sino que además los alimentos, productos de higiene, etc. que contienen estos plásticos también son contaminados.

Un estudio realizado por la Sociedad de Endocrinología de Estados Unidos concluyó que incluso una baja exposición a los disruptores endocrinos causa cáncer, enfermedades cardiovasculares, obesidad o infertilidad.

Para tratar de evitar en lo posible exponer nuestra salud, y la de nuestro entorno, a los efectos de los disruptores endocrinos, te proponemos estos consejos:

* Opta por productos que se pueden volver a rellenar o reutilizar: como por ejemplo los cartuchos de tinta de la impresora, cuchillas, mecheros, etc.

* Cortinas, sofás, mantas, sábanas y otros tejidos que encontramos en nuestro hogar: muchos de estos tejidos están hechos a partir de fibras sintéticas que provienen del plástico, como por ejemplo el poliéster o el nylon.

Y en ocasiones resultan muy perjudiciales pues no hay una ventilación adecuada, como es el caso de las cortinas de baño, donde los químicos tóxicos tienen más facilidad para concentrarse. No dudes en eligir materiales naturales y ecológicos elaborados a partir de algodón o cáñamo.

* Cuando vayas a tu mercado local lleva tus bolsas: merece la pena adquirir bolsas de tejidos naturales y usarlas siempre cada vez que vamos al mercado.

Así no participamos en la contaminación de nuestro entorno y nuestras frutas y verduras ecológicas no se contaminarán. Además comprando a granel evitamos envoltorios innecesarios y nos llevamos la cantidad que necesitamos.

* Botes de cristal para guardar la comida: cuando tenemos que guardar la comida, ya sea alimentos preparados que guardaremos en el refrigerador u otro tipo de alimentos que mantendremos en armarios, evita los materiales de plástico. Los químicos sintéticos pasan a los alimentos y posteriormente a nuestro organismo cuando los ingerimos.

Corta esa cadena. El papel film o de plástico suele contener PVC, que es un carcinógeno, así que intenta evitarlo también

* Agua y otras bebidas embotelladas: el agua embotellada es muchísimo más cara que la del filtro. Si en la zona que vives el agua tiene demasiada cal o tiene sabor, puedes buscar filtros para colocar en los grifos o incluso jarras con filtro para purificar el agua.

* Di NO a los platos, vasos y cubiertos desechables… Lleva tu propia taza o termo… tu propio toper u olla (en el caso que compres comida preparada). Actualmente existe una variedad de productos desechables fabricados con polimeros vegetales, biodegradables… busca estas alternativas en el mercado.

A la larga será mucho más barato que comprar botellas, estarás bebiendo un agua buena y el medio ambiente te lo agradecerá. Es mejor que lleves de casa al trabajo tu propia agua en un recipiente de vidrio, así evitaras comprar botellas de plástico.

Con los tips anteriores, además de cuidar tu economía, mejorarás tu salud.

Agencias y Ecología Agricultor