El crimen ha inspirado a Hollywood

Actores de Hollywood se han reunido con personajes que se han visto involucrados en algún crimen

Si bien la entrevista que Sean Penn le hizo a “El Chapo” Guzmán marcó un precedente en el mundo del espectáculo y la política, no es la primera vez que un actor de Hollywood se reúne con un supuestos autores de algún crimen .

La diferencia es que, mientras que Penn lo hizo con fines periodísticos, sus colegas lo han hecho para diseñar mejor sus papeles, sobre todo si estos se basan en personajes reales.

Sin embargo, cuando la historia exige dar vida a criminales y asesinos reales, actores como Leonardo DiCaprio y Denzel Washington no tienen miedo de conocer a sus contrapartes de carne y hueso.

En la cinta Buenos Muchachos (1990), dirigida por Martin Scorsese, Ray Liotta interpretó a Henry Hill, un mafioso neoyorquino acusado de tráfico de drogas, asesinato, asalto y fraude.

El actor insistió en conocer al capo, quien en ese entonces formaba parte del Programa de Protección de Testigos del FBI, pero el cineasta le dijo que no lo hiciera.

“Marty no quería que hablara con él antes de la película, pero después de que se estrenó, recibí una llamada de Henry para que nos conociéramos en un callejón en el valle de California, con su hermano.

“Lo reconocí de inmediato. Lo primero que me dijo fue: ‘Gracias por no hacerme ver como un cabrón’. Le contesté: ‘¿acaso no viste la película?’”, reconoció Liotta en el Festival de Cine de Tribeca, en 2015.

Frank Lucas, un exjefe de la mafia en Harlem, fungió como consultor de su cinta biográfica, American Gángster, en donde Denzel Washington le dio vida. Cuando se hizo el filme, Lucas llevaba 16 años libre.

“Me encantó que Denzel interpretara el papel protagónico, aunque la película fue un 75% verdad y el resto es ficción”, aseguró el capo a la revista W, en 2008.

Otros casos incluyen a Leonardo DiCaprio, quien invitó a su casa en 2002 a Frank Abagnale Jr., quien en la década de los 60, cuando era adolescente, fue un falsificador de cheques e impostor.

“Es un actor nato, alguien que rápido se gana la confianza de la gente. Hace que te sientas cómodo con él y lo percibes como alguien inocente”, explicó el actor, quien interpretó a Frank en Atrápame Si Puedes.

A quien no se le ha comprobado, pero se especula que se reunió con su contraparte criminal, fue a Tom Hardy.

El actor sorprendió en Bronson (2009), donde interpretó a Charles Salvador “Bronson”, conocido como el convicto más violento de Inglaterra y que hasta la fecha sigue en prisión.

La premier en Londres de la cinta generó una polémica luego de que, al final de la proyección, se escuchara un audio real en el que el criminal aseguraba: “Nos vemos en los Oscar”.

“Nos preocupa que (la producción del filme) abusara del privilegio de hablar y visitar a ‘Bronson’ en prisión. De alguna forma grabaron un audio y rompieron las reglas”, señaló el oficial Glyn Travis a la BBC.

En 2012, Marion Cotillard llamó la atención de la prensa internacional al reunirse en un penal mexicano con Florence Cassez, detenida por secuestro.

Después de meses de especulaciones, la actriz aclaró que no lo hizo para preparar un papel o escribir un artículo, sino para conocer de cerca la historia de su compatriota.

Reforma