Cómo desintoxicar tu cuerpo y recupera la energía

Alimentos para desintoxicar tu cuerpo. Recupera tu energía con este “tónico” natural.

Aprende a amar lo verde y amargo- Josh Axe, afirma que para ayudar a desintoxicar correctamente el hígado, hay que buscar un equilibro de sabores en la dieta: salado, dulce, ácido y amargo.

“La mayoría de las personas obtienen suficiente dulce y sal en sus dietas, pero no bastante amargo y agrio”, dice Ax. Recomienda los alimentos color verde con sabor amargo, como arúgula, Kale, berro y hojas de dientes de léon: son ricos en nutrientes además de brindar efectos desintoxicantes.

Bebe tus limones
Como en el spa, comienza tu día llenando una jarra con agua, hielo y limones exprimidos. Beber agua de limón te da más vitamina C (además de potasio, magnesio y cobre) y te ayuda a absorber más nutrientes (en especial hierro y calcio) de otros alimentos que consumes.

Según el doctor Axe, una mejor absorción de nutrientes suele significar menos hinchazón. El agua de limón estimula al hígado y elimina las toxinas porque actúa como un diurético suave, que también puede ayudar a eliminar el exceso de peso por retención de líquidos.

Hierbas ancestrales
Hay hierbas y suplementos que ayudan a desintoxicar el hígado, como el cardo lechoso, el bupleuro (un venerado remedio natural en la medicina china) y la raíz del diente de león.

De acuerdo con el doctor Axe, “se ha demostrado que el bupleuro mejora la función hepática general y la desintoxicación, además de prevenir ciertos tipos de cáncer en las mujeres y tratar la depresión relacionada con el síndrome premenstrual y la menopausia”.

Para sentirte bien, prepara un té con las hierbas, agrega una rebanada de limón agrio y un toque de limón fresco o menta para obtener un equilibrio de sabores y fitoquímicos adicionales.

Caldo de hueso
Nuestras abuelas y bisabuelas conocían la sabiduría de usar huesos de pollo y carne para preparar un caldo ideal para aliviar enfermedades ocasionales y que sirve como base para sabrosas sopas.

Los caldos de huesos son buenos para tu sistema inmune y tu alma, dice el doctor Axe. Es la primera línea de tratamiento contra el síndrome del intestino permeable, mejora la salud de las articulaciones y fortalece el sistema inmunitario.

“Es uno de mis favoritos porque es rico en aminoácidos como la glicina, que realmente ayuda a desintoxicar el hígado”, dice. “Le agrego muchas verduras y hasta manzanas verdes”.

Diviértete al beber agua
El agua de limón está bien, pero si te tomas en serio la limpieza de adentro hacia afuera, necesitarás más líquidos de todo tipo. ¿Cuánto deberías beber?

El doctor Axe aconseja a sus clientes dividir su peso corporal a la mitad y beber el equivalente en onzas. Entonces, si pesas 65 libras, tu ingesta de agua mínima debería ser de alrededor de 34 onzas (1 litro) por día.

Si te parece demasiado, agrega al agua ingredientes como frutos rojos y menta, melón en cubos y jalapeño en rodajas, o rebanadas de refrescante pepino.

Mucho matcha
Entre sus muchos beneficios, el té verde matcha es conocido como un potente agente anticancerígeno y también ayuda a perder grasa. La epigalocatequina es un componente que se encuentra en las hojas utilizadas para preparar matcha que puede transformar la grasa en combustible en el torrente sanguíneo a través de un proceso llamado termogénesis.

El proceso te ayuda a perder kilos (especialmente cuando agregas la cafeína de la matcha, pues tiene el triple de té verde regular). El matcha de alta calidad es de un color verde brillante con un regusto levemente herbáceo y un poco amargo. Es un refrescante té helado y un confortante té caliente.

El doctor Axe señala que la capacidad de desintoxicación del matcha se debe a su cantidad naturalmente alta de clorofila, que ayuda a limpiar tu cuerpo y a eliminar las toxinas del hígado.

Betabel
Conocido como un limpiador de sangre, los betabeles producen ácido nítrico que ayuda a aumentar el flujo sanguíneo en todo el cuerpo. Según el doctor Axe, comer betabel o beber su jugo proporciona vitamina E, carotenos, ácidos fenólicos y betalaínas, un tipo de antioxidante que ayuda a reparar y regenerar las células del hígado.

Prepara una ensalada desintoxicante con betabel, toronja, lechuga y queso feta, o combina betabeles, manzanas, apio, jugo de limón y un poco de cilantro para refrescarte y reenergizarte.

Ensaladas poderosas
Una ensalada realmente grande con poderosas verduras de hoja verde (Kale, espinacas, berros, hojas de betabel y arúgula) es un tónico imbatible para tu cuerpo. Cúbrela con rábanos, hinojo y crujientes semillas de chía.

En lugar de un aderezo embotellado y cremoso, agrega una o dos cucharadas de aceite de oliva extra virgen y jugo de limón. “Creo que una ensalada fresca con muchos vegetales, combinados con nueces y semillas y aderezo de limón con ajo o vinagre de sidra de manzana es un gran desintoxicante”, dice el doctor Hacha.

Obtendrás de dos a cinco porciones de vegetales por día, la mayoría de la fibra del día y una dosis saludable de grasas monoinsaturadas; también te sentirás más lleno por más tiempo.

Reduce la proteína
Cuando hace calor, el cuerpo funciona bien con una cantidad menor de proteínas, explica el doctor Axe. Aconseja eliminar los cortes grasos de carne y procurar que tu comida esté integrada por tres porciones de verduras por cada porción de carne, pollo o mariscos.

Prueba los platos chinos tradicionales, como las papas con verduras, los cereales mediterráneos y los platos de verduras: son opciones buenas y ligeras.

Algas marinas
Las algas marinas son ricas en antioxidantes y cuentan con una gran variedad de fitoquímicos como polifenoles y fucoxantina. Las algas marinas —como dulse, wakame, nori y kombu— son una antigua fuente de alimento para las comunidades que viven en el mar; también son populares en la medicina tradicional china para tratar todo, desde infecciones del tracto urinario hasta tumores.

Recientes estudios en mujeres asiáticas detectaron una baja incidencia de cáncer de mama en quienes comían muchas algas. “En Asia y Japón tienen la esperanza de vida más larga del mundo y, casualmente, una dieta rica en algas marinas”, dice el doctor Axe (sin embargo, sugiere evitar el hijiki, común en la cocina japonesa, ya que puede contener arsénico y mayores niveles de mercurio).

Los potentes nutrientes de las algas marinas pueden ayudar a desintoxicar la sangre y los riñones y tienen propiedades diuréticas para eliminar el exceso de agua mientras fortalecen tu inmunidad.

Cúrcuma
Si existiera una planta mágica, sería el cúrcuma. Utilizado en la medicina ayurvédica y en la medicina tradicional china durante miles de años para tratar diversas enfermedades, incluyendo trastornos hepáticos y digestivos, ayuda a desintoxicar el hígado al incrementar la producción de bilis en la vesícula biliar; el hígado usa la bilis para eliminar toxinas y digerir las grasas, explica el doctor Axe.

Una sustancia llamada curcumina es un polifenol, un potente agente antiinflamatorio y antibacteriano. Un análisis reciente confirmó los posibles efectos terapéuticos de la ingestión de curcumina para tratar una amplia variedad de afecciones: enfermedad del intestino irritable, cáncer, Alzheimer, enfermedades cardiovasculares, diabetes, intoxicación por metales pesados y enfermedades hepáticas, entre otros.

Puedes obtener una dosis diaria agregando media cucharadita de cúrcuma a tu licuado matutino.

Guacamole
Los aguacates redujeron el daño hepático causado por las toxinas hepáticas, según un estudio publicado en el Journal Of Agricultural Food Chemistry.

Un ingrediente clave es el glutatión, un poderoso antioxidante que ayuda al hígado a eliminar la grasa antes de que emita la bilis, lo que permite eliminar toxinas no deseadas.

Alcachofa
Al igual que la cúrcuma, las alcachofas aumentan naturalmente la producción de bilis y están llenas de vitaminas C y K, además de proporcionar casi 10 gramos de fibra en una sola pieza. También es excelente para perder grasa.

“Toma tiempo comer alcachofas porque sus hojas están llenas de fibra”, dice Caroline Apovian, directora del Centro de Control de Peso y Nutrición del Boston Medical Center. “También es baja en calorías y grasas y ofrece una gran cantidad de antioxidantes”.

Para una desintoxicación sencilla, cuece las alcachofas enteras al vapor hasta que estén tiernas y sumerge la base de las hojas en una mezcla de mantequilla, aceite de oliva y jugo de limón.

Piña
Las piñas no solo tienen más vitamina C que las naranjas, sino que también contienen la enzima digestiva bromelina, que ayuda a limpiar el colon y ayuda con la digestión.

Los investigadores han probado la bromelina en el tratamiento de distensiones musculares, para disminuir el dolor articular y controlar los trastornos digestivos: la enzima parece tener capacidades antiinflamatorias, afirma el doctor Axe. El sabor a piña se intensifica si la asas ligeramente a la parrilla.

Hinojo
En la antigüedad, el hinojo era famoso por sus usos medicinales, principalmente como auxiliar digestivo. Los investigadores han estudiado este crujiente vegetal; han encontrado que tiene propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias, ayuda a disipar el gas y a reducir la hinchazón.

Con un alto contenido de vitamina C, flavonoides, compuestos fenólicos, ácidos grasos, fibra y aminoácidos, el hinojo también es bajo en calorías, lo que lo convierte en un alimento ideal para la desintoxicación. Licúalo con manzanas o zanahorias.

¿Cuál de estos alimentos consumes regularmente?

Tomado de rd.com 15 Cleansing Foods to Detox Your Body Naturally