Destinos mexicanos macabros y misteriosos

 Destinos mexicanos con sello tenebroso y llenos de misterio

El Día de Muertos está aquí para disfrutarlo y celebrarlo como se debe, no hay nada mejor que los destinos mexicanos que estén «a su altura».

Los expertos señalan que se han detectado una serie de sitios en la República que cumplen con esa tarea a la perfección.

¿Crees ya conocer alguno?. De acuerdo con un compendio presentado por la plataforma ClickBus la época de Halloween y festejos de Día de Muertos es una oportunidad para visitar sitios emblemáticos por su reputación macabra o sobrenatural, como casas embrujadas, panteones misteriosos y pueblos fantasma.

Iniciamos con la lista de los 5 destinos más tenebrosos de México

1.- Misnebalam en Yucatán. ubicada en la Subcomisaría de Santa María Yaxché del municipio de Mérida.

Se dice que fue abandonada por sus habitantes de manera misteriosa y existen dos teorías: las constantes apariciones paranormales en el pueblo, y una escasez de agua.

«Es un destino interesante para los amantes de lo paranormal, pues se dice que el espíritu de un niño llamado Julián, quien fue habitante de Minesbalam, ronda por el pueblo; también se habla de un monje que por las noches aparece en el techo de la iglesia del lugar. Escuchar voces, ruidos extraños y ver cómo se prenden focos en casas abandonadas son parte de la visita», explicó la firma.

2.- La Casa del Diablo, en Cholula, Puebla; esta peculiar casa se encuentra en el municipio de San Andrés Cholula y data del siglo XVII.

Su principal característica son las escrituras en latín, plasmadas al revés, sobre las paredes y vigas; los múltiples dibujos y formas hechas con piedras incrustadas en los muros, entre las que destacan aquellos que aparentan una representación teatral sobre la pasión de Cristo y los monos con sombreros eclesiásticos que han sido ligados con seres demoniacos.

3.- La Isla de las Muñecas en Xochimilco: es uno más de los recintos que ofrecen esa sensación e historia de abandono y sobrenatural. Es un punto emblemático de la Ciudad de México, situada en medio de los canales del lago.

A través de un paseo en lancha puedes visitar este tétrico espacio rodeado por muñecas viejas, sucias y hasta mutiladas, colocadas ahí, supuestamente, para calmar el alma de una niña que atormentaba a Don Julián, creador de esta isla y del ambiente que atrae a miles de visitantes año con año.

4.- El Panteón Inglés de Mineral del Monte, en Hidalgo: este cementerio fue nombrado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO y su principal atractivo son las lápidas abandonadas, algunas de ellas entreabiertas, que crean un ambiente lúgubre acentuado por altos árboles y la altura de la montaña en que se encuentra.

5.- Ojuela, Durango que se ubica entre dos grandes cerros y donde se dice que en tiempos pasados funcionaba una mina de oro, plata, zinc y manganeso y se localizaban también las casas de los trabajadores.

Fue abandonado después de que la mina de Santa Rita se inundó parcialmente, lo que obligó a sus habitantes a desalojar el lugar. En 1892 se construyó la mayor atracción del lugar: un puente colgante de 318 metros de largo y 1.80 metros de ancho, que está sobre un barranco de 95 metros de profundidad. Este puente te conecta con los túneles de la mina, los cuales puedes recorrer para conocer las condiciones en las que trabajaban los mineros en su época dorada.

«!Si eres «de sangre fría» y te atreves a explorar lugares con una reputación tenebrosa, cualquiera de estos espacios en México podrá expresar su historia llena de sucesos inexplicables y ponerte los pelos de punta. Sólo tienes que armarte de valor y decidir el destino ideal para ti», concluye ClickBus.

Brenda Garza El Horizonte Monterrey foto agencias Click Bus