Detectan antenas capaces de espiar celulares

Las antenas fueron ubicadas cerca de recintos de autoridades como un campo de la Sedena y Palacio Nacional en la CDMEX.

Ciudad de México.- En la actualidad el territorio nacional se encuentra plagado de antenas de todos tipos, de comunicación celular, de televisión, de radiofrecuencia, etc.

Pero también existen antenas espías diseñadas para robar datos y escuchar llamadas sin autorización alguna de los usuarios, estas por ley están prohibidas, pero por lo difícil de distinguir son instaladas en nuestro territorio, sin que se conozca quien las opera ni que fines tienen, lo que sin duda constituye un delito.

Se ha informado que un total de 21 antenas que podrían ser usadas para espiar celulares fueron encontradas en la Ciudad de México (CDMX), principalmente cerca de Palacio Nacional.

El proyecto Fake Antenna Detection, iniciado por la organización chilena South Lighthouse, detectó el número referido entre la inspección de mil 801 antenas en la CDMX. Éstas se encuentran equipadas con aparatos IMSI catchers, que se usan para espiar teléfonos sin autorización.

Estas antenas se hacen pasar por estaciones base y son capaces de extraer información de los dispositivos, como llamadas y mensajes de texto. Además acceden a sus archivos.

La mayoría de los dispositivos se ubican en el centro de la ciudad, específicamente en el Zócalo, y en Palacio de Bellas Artes.

Una más se ubicó cerca de las oficinas de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México y el campo militar 37-B de la Sedena.

Otros más se ubicaron en San Lázaro y el Colegio Militar. De hecho, la mayoría de las antenas fueron ubicadas cerca de oficinas de gobiernos.

La Red en Defensa de los Derechos Digitales acusó que las antenas son usadas habitualmente en protestas, para recolectar información de los asistentes. Sin embargo, no puede saberse quién las opera.

La pregunta real es cuantas de estas antenas están siendo utilizadas en el resto del país y quien las opera, probablemente como muchas de las cosas que suceden en México jamás lo sabremos.

Con información de Agencias.