Diputados crean acuerdo que solo a ellos beneficia

Las y los diputados federales crean acuerdo que solo a ellos beneficia, Tras La Verdad, Por Héctor Parra Rodríguez.

Las ocho bancadas de la Cámara de Diputados, se autopremiaron con el acuerdo que aprueba reglas a los legisladores que pretenden ir por la reelección. Y, este jueves, el Pleno de la Legislatura Federal, casi por unanimidad aprobó el beneficioso acuerdo para los políticos que cobran en la Legislatura Federal. Más de 450 votos avalaron la propuesta de la Junta de Coordinación Política y, por si no fuese suficiente, avalado por los miembros de la Mesa Directiva. Se irán felices de vacaciones para organizar sus campañas aquellos que busquen la reelección consecutiva.

El primero autoregalo, no necesitan separarse del cargo si desean contender por la reelección, lo que de suyo rompe las reglas de la equidad, los y las diputadas que opten por la elección consecutiva, seguirán percibiendo todos los beneficios que les proporciona el ejercicio de diputado ¿qué beneficios? Para empezar, recibirán su salario y prerrogativas sin importar que anden en campaña para conseguir la reelección. Además del resto de prestaciones que obtienen como legisladores.

Beneficios que no tendrán los oponentes, salvo que en el mismo distrito compitan dos o más legisladores en activo; aquellos que no reciban salario y prerrogativas del erario público, tendrán que pagar de su bolsillo. Para más de alguno, que ocupe otro cargo público, tienen la obligación de renunciar o pedir licencia al cargo. Ya ni se diga para los candidatos que no forman parte de la burocracia, esos tienen que sufragar todos sus gastos del bolsillo, claro, además de lo que les aporten sus partidos políticos o “amigos”, como en el caso de Pio López, que recaudaba dinero para la campaña de su hermano, las autoridades de la UIF, determinaron que no hubo irregularidades, la Fiscalía General, fue omisa y el INE, está por decidir qué fue lo que sucedió con las “aportaciones ciudadanas”.

No se trató de una reforma o adición a la ley electoral, mucho menos a la Constitución; claro que no, son y serán reglas que ellos mismos inventaron para su propio beneficio, dada la omisión legislativa. Es mejor un acuerdo que una ley. Acorde con algunas prohibiciones ya establecidas en la Constitución. Por ejemplo, la regulada en el artículo 134, que prohíbe la promoción personalizada (la que nadie respeta) con recursos públicos o adelantarse a las campañas; toda la información debe ser de carácter institucional. Simple recordatorio para que no incurran en faltas a la normatividad.

Las y los diputados federales establecieron que, “los legisladores federales que manifiesten su intención de participar para el mismo cargo por un periodo consecutivo, o sea que busquen la reelección, podrán optar por separarse del cargo actual, pero si continúan en el ejercicio tendrán las mismas consideraciones que todos los legisladores para que desempeñen sus atribuciones de representación popular” ¿Así o más cómodos los beneficios para ellos mismos? Se consienten todos, absolutamente todas y todos. No cabe duda que es un buen regalo de Navidad adelantado.

Solitos se advierten que, en los casos en que busquen la reelección, “deberán observar estrictamente las disposiciones legales y normativas dirigidas a preservar la equidad y la imparcialidad en las contiendas electorales, así como cumplir estrictamente con las disposiciones previstas en los Lineamientos para Regular la Entrega, Destino y Comprobación de los Apoyos Económicos para Legisladores y en la Norma para Regular el Pago de Dietas y Apoyos Económicos a Diputadas y Diputados”. Legisladoras y legisladores abusivos y comodinos ¿Equidad, imparcialidad? Se daría si renunciaran a todos los beneficios que les genera el ejercicio del cargo de legislador, así sí habría equidad e imparcialidad, lo otro es ficción legislativa.

También se autonotifican los beneficiarios del obsequio, se hacen saber ellos mismos que, todos aquellas diputadas y diputados que opten por participar en la elección consecutiva deberán cumplir con las obligaciones inherentes a su cargo y funciones de carácter legislativas tanto en el pleno de la Cámara, las comisiones legislativas, comités, demás órganos parlamentarios y, en su caso, de la Comisión Permanente. O sea, nada de flojear por andar en campaña. Si no estando en campaña se ausentan, cuanto más lo harán durante el proceso de campañas. Son cínicos a más no.

Como si fuesen ignorantes de la ley (tal vez sí lo sean), se recuerdan ellos mismos que “deberán abstenerse de incurrir en actos anticipados de campaña y precampaña, según las reglas que en su momento emita el Instituto Nacional Electoral”. La advertencia ya está consignada en la misma Constitución. Evidencian la burla al ciudadano de a pie. Era necesario justificar el autocomplaciente acuerdo legislativo.

Y siguieron advirtiéndose para no cometer errores en el camino ¡Señoras y señores legisladores! “No podrán participar en eventos de carácter proselitista en los días en que se encuentren obligados a desempeñar su cargo, de acuerdo con la programación para los trabajos legislativos, emitida por la Conferencia para la Dirección y Programación de los Trabajos Legislativos” ¿Y si no lo hacen qué sucederá? Nada, ellos no son autoridad electoral para sancionar esas conductas. Solo advertencias para no ser criticados duramente. Los no beneficiarios de esta concesión, podrán utilizar estos mismos argumentos en contra de los perniciosos legisladores. Aún hay más. Claro, se trató de un enorme Acuerdo legislativo. Se recordaron ellos mismos que “deberán abstenerse de usar los recursos públicos, tanto humanos como materiales y económicos inherentes a su función, para influir en la voluntad del electorado o en actos de campaña o en cualquier otro de proselitismo político”.

También se vieron magnánimos las y los legisladores. Acordaron que, “los diputados que opten por la elección consecutiva podrán (potestativo, no obligatorio) renunciar por el período que señalen a los apoyos económicos a que tienen derecho, mediante manifestación por escrito dirigida a la Mesa Directiva, misma que lo hará del conocimiento del pleno”.

La masa de las y los 500 cínicos legisladores federales, debieron obligarse a pedir licencia y competir en igualdad de condiciones, para que, efectivamente respeten la equidad e imparcialidad y compitan al igual que todos aquellos que participarán en las contiendas electorales; dejar de percibir recursos públicos que usarán para sus campañas. Pero no, se autocomplacen y se otorgan la libertad y el privilegio de participar en campaña, siendo “burócratas en activo” con salario y prerrogativas, beneficios con los que no contarán sus oponentes. Siguen muy mal los creadores de leyes ¿Por qué no reforman la norma y obligan a los reeleccionistas a separarse del cargo? Así de simple. Pero no son tontos, tal vez lo parezcan, pero no lo son, abusan del cargo en su propio beneficio ante las lagunas legales y se otorgan beneficios que rompen con los principios de la equidad e imparcialidad. La muestra es clara, casi logran la unanimidad de los legisladores en la aprobación del Acuerdo. ¡Y López Obrador, sigue sin publicar el Decreto de Egresos de la Federación!

acuerdo

Tras La Verdad / Por: Héctor Parra Rodríguez

Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión del Portal que lo replica y pueden o no, coincidir con las de los miembros del equipo de trabajo de Okey Qro., quienes compartimos la libertad de expresión y la diversidad de opiniones compartiendo líneas de expertos profesionistas.