Dramas que después de los 30 ya no se toleran

Se supone que con el paso de los años uno madura; sin embargo, a veces nos encontramos con dramas  en relaciones que logran sacarnos de nuestras casillas.

Tener una relación libre de dramas sería algo simplemente maravilloso y a pesar de que en teoría conforme crecemos los pleitos disminuyen, a veces no sabemos elegir bien a la pareja y terminamos con alguien que constantemente genera conflictos.

Ok, es comprensible si estás en esa etapa experimental donde tal vez una relación no vaya a tomar un camino más formal; sin embargo, si tienes más de 30, existen cosas que uno ya no tolera con facilidad.

Según una experta, una relación saludable requiere tener la fórmula de las “3 C”:

Compromiso: Esto puede manifestarse en cosas simples como pasar tiempo juntos,  mantener sus promesas, mantener un trabajo estable, y ser confiable.

Consideración: Esto significa tener la capacidad de ser considerado de los derechos y sentimientos de los demás. Se trata de ser conscientes de que nuestras acciones tienen el potencial de afectar a las personas que están en una relación, y pensando en el bienestar de nuestras parejas al hacer planes, así como el establecimiento de objetivos y la toma de decisiones importantes.

Comprensión: Todo acerca de la resistencia y la flexibilidad, ambas características de una persona de éxito.

Si estás en una relación que no tiene esos tres fundamentos, entonces es probable que tengas que lidiar con al menos uno de los siguientes tipos de dramas que después de cierta edad ya podrías considerarte demasiado viejo para tolerar:

Estar con alguien que constantemente se come con los ojos a otras personas

No hay absolutamente nada de malo en sentirse atraído por otras personas mientras estás en una relación – es la naturaleza humana.

Sin embargo, si tu pareja todo el tiempo está coqueteando o buscándole la mirada a otras personas aún estando contigo, podrías estar junto a alguien demasiado inmaduro como para darse cuenta de tu existencia y compromiso.

También son totalmente desconsiderados por no notar que sus acciones son completamente un insulto y una falta de respeto a tu persona.

Estar con alguien desordenado

La persona con la que estás saliendo debe ser un adulto que sabe cómo cuidar de él o ella.

Uno de los conceptos básicos de hacerlo es mantener un lugar limpio para vivir. Si esta persona no puede completar las tareas básicas del hogar, tal vez deberías reconsiderar el tener una relación a largo plazo con esa persona.

Después de todo, ¿cómo van a compartir una casa juntos, si ni siquiera pueden mantener un departamento limpio?.

Celosos

Sentir celos es algo completamente normal. ero la forma en que manejas tu emoción es la clave para tener una relación libre de dramas.

O sea, si sales con alguien que constantemente revisa tus contraseñas en Facebook o checa tus mensajes en el celular, deberías reconsiderar la madurez de la relación.

Chismosa o mentirosa

El drama y los chismes parecen ir  de la mano. Si alguien está preocupado de manera constante por lo que dicen los otros en lugar de lo que está pasando entre ustedes, no tienes nada que hacer ahí.

Lo importante en una relación es compartir y darle un significado, disfrutar de la conexión entre ustedes y dejar los chismes y mentiras lejos de la relación.

Alguien no disponible emocionalmente

Parte de ser adulto es aprender a abrirse y permitirte sentir emociones más profundas. Al ser una persona cerrada emocionalmente, rara vez tendrás una relación feliz.

Existe una edad donde ya no puedes estar jugando a las adivinanzas para saber si te irá bien o mal con alguien.

Alguien dependiente

El que alguien te necesite de manera constante y que llegue a caer en la dependencia, no es algo atractivo.

En realidad, es todo lo opuesto y tiende a hacer que las relaciones se rompan.

Agencias