El ruido que causa Ricardo Anaya

El ruido que causa Ricardo Anaya, Me Lleva El Diablo, 25 de Septiembre 2020

El ruido que causa Ricardo Anaya con el anuncio de su regreso a la “polaca” nacional y estatal, causa mucho ruido y nos da píe a una reflexión político-cultural.

Ahora que el consejo general del Instituto Electoral del Estado, o mejor el IEEQ u OPLE, va a declarar el inicio del Proceso Electoral ordinario 2020-2021, nos vamos a dar cuenta que en el lenguaje político las palabras son instrumentos de enfrentamiento discursivo, pero en Joaquín Sabina son canciones hechos poemas, por eso hay que escuchar muy atentos la rumbita de Ruido.

Porque ruido es el que va a causar el encontronazo entre Morena vs PAN, en la lucha por la guberntura. Entre Mauricio Kuri y Santiago Nieto, o entre Mauricio Kuri y Gilberto Herrera, según sea el caso.

Ella le pidió que la llevara al fin de mundo,
Él puso a su nombre todas las olas del mar.
Se miraron un segundo
Como dos desconocidos.
Todas las ciudades eran pocas a sus ojos,
Ella quiso barcos y él no supo qué pescar.
Y al final números rojos
En la cueva del olvido,
Y hubo tanto ruido
Que al final llegó el final.

Una rumba con esmoquin, así definen a esta canción sabinera, en donde las palabras son más que palabras, no como en los políticos que con el inicio del proceso electoral crean eso: ruido.
Mucho, mucho ruido,
Ruido de ventanas,
Nidos de manzanas
Que se acaban por pudrir.
Mucho, mucho ruido,
Tanto, tanto ruido,
Tanto ruido y al final
Por fin el fin.
Tanto ruido y al final…

Y las posturas políticas que vienen las definimos en una palabra: populismo; es populismo la que escucharemos para responder al uso creciente de la misma voz ciudadana, con ocasión de los últimos procesos electorales en los que Querétaro se ha visto envuelto, se trata de un término valorativo, no meramente descriptivo. Se trata de un término, palabra que compromete a todo el vocabulario político.

Hubo un accidente, se perdieron las postales,
Quiso carnavales y encontró fatalidad.
Porque todos los finales
Son el mismo repetido
Y con tanto ruido
No escucharon el final.
Descubrieron que los besos no sabían a nada,
Hubo una epidemia de tristeza en la ciudad.
Se borraron las pisadas,
Se apagaron los latidos,
Y con tanto ruido
No se oyó el ruido del mar.

¿Populismo es igual a ruido?, claro que no, la palabra ruido crea silencio, es como mentir con la verdad, pues éste, el populismo que hace mucho ruido, está íntegramente concebido como un arsenal para el combate de las opiniones; una palabra como “democracia”, por ejemplo, lejos de limitarse a nombrar un modelo de Estado, acumula un prestigio verbal del que quieren beneficiarse incluso sus peores enemigos: los políticos, y su ruido.

Mucho, mucho ruido,
Ruido de tijeras,
Ruido de escaleras
Que se acaban por bajar.
Mucho, mucho ruido,
Tanto, tanto ruido.
Tanto ruido y al final…
Tanto ruido y al final…
Tanto ruido y al final
La soledad.
Ruido de tenazas,
Ruido de estaciones,
Ruido de amenazas,
Ruido de escorpiones.
Tanto, tanto ruido.

Ruido en voz flamenca, como en la rolaza del Conde Crápula, nos recuerda que las nuevas tecnologías se incorporan al populismo electoral, y que estas nuevas tecnologías nos traen nuevos géneros, que en silencio nos crean mucho ruido.

Ruido de abogados,
Ruido compartido,
Ruido envenenado,
Demasiado ruido.
Ruido platos rotos,
Ruido años perdidos,
Ruido viejas fotos,
Ruido empedernido.
Ruido de cristales,
Ruido de gemidos,
Ruidos animales,
Contagioso ruido.

Pero para qué decir más, por no hablar entre “autoritarismo” y “totalitarismo” porque, como ya lo dijimos, el lenguaje político es un terreno en el que las palabras son instrumentos de enfrentamiento discursivo, quienes se sienten heridos por sus dardos tienden a defenderse considerándolas vacías de contenido, pero les crean ruido.
Ruido mentiroso,
Ruido entrometido,
Ruido escandaloso,
Silencioso ruido.
Ruido acomplejado,
Ruido introvertido,
Ruido del pasado,
Descastado ruido.
Ruido de conjuros,
Ruido malnacido,
Ruido tan oscuro
Puro y duro ruido.

De eso se quejan hoy a menudo quienes son tildados de populistas, respondiendo que se trata de un concepto vano que se les lanza como un insulto a falta de verdaderos argumentos contra ellos, pero solo se trata de crearles ruido.
Ruido qué me has hecho,
Ruido yo no he sido,
Ruido insatisfecho,
Ruido a qué has venido.
Ruido como sables,
Ruido enloquecido,
Ruido intolerable,
Ruido incomprendido.
Ruido de frenazos,
Ruido sin sentido,
Ruido de arañazos,
Ruido, ruido, ruido.

Saludo con mucho ruido cantinero – cantinas que tienen 200 días cerradas por la pandemia- , con rumba, salsa, guarachas, rancheras, pero sin populismo, solo con ruido rumbero.

 

Ruido