Estás enamorada…¿de la boda?

Desde niñas crecimos con la idea de que casarte te daba la felicidad absoluta y para ello, era necesario tener una boda de cuento.

Afortunadamente, al crecer y por los golpes que da la vida, algunas mujeres aprendimos que esto no es así pero otras se quedaron con esa idea falsa, al grado que perdieron la noción de casarse porque están deslumbradas en tener La boda.

 Lo que importa no es un vestido, una fiesta, un anillo, una luna de miel en Bali o un papel, sino ser tú quien elige su vida.

Al final lo importante es la vida que vas a empezar en pareja, pero después de la fiesta hay muchas novias que se dan cuenta de pequeños detalles que, si pudieran regresar en el tiempo, hubieran cambiado. Estos son algunos de ellos.

 ¡No lo hagas! Algunas recomendaciones de lo que no deberías hacer en tu boda

 1. No tomes una noche antes

 Es tan difícil cuando tu boda es de destino. Pero estar fresca, descansada y con ganas de fiesta el día de tu boda es esencial para disfrutarla en grande. Limita tu alcohol (y si puedes el de tu futuro marido) para que festejes en grande.

 2. Gasta más en el fotógrafo y menos en otras cosas

 Cuando lleven 30 años de casados lo que te ayudará a recordar el momento son las fotos y no el pastel carísimo o los 100 sombreros hechos a mano. Invierte en un buen fotógrafo y en alguien que grabe video.

 boda

 3. Deja un día de descanso

 Aunque tengas ganas de empezar la luna de miel deja un día para recuperarte de la fiesta y el estrés. Salir de viaje después de la boda puede hacer que se debilite tu sistema inmune.

 4. Si no vas a usar Wedding Planner, dale tu celular a alguien

 El día de la boda tu celular va a sonar miles de veces para coordinar los detalles más insignificantes. Si nadie te está ayudando a planear la boda pídele a una amiga o tía que haya estado involucrada en la planeación que te ayude a contestar el teléfono.

 5. Debes ser muy asertiva

 Si llevas años pensando en el menú de tu boda no lo cambies, sin importar las opiniones de tu planner o tus amistades. No hay una regla para las bodas, puede ser exactamente como tú la quieres si te enfocas en pelear por lo que te importa.

 6. Si vas a hacer algo en casa recuerda que toma tiempo

 Tal vez creas que empezar a hacer los recuerditos 8 meses antes de la boda es demasiado, pero el tiempo te come y otras cosas más importantes (y gastos más grandes) terminan por obligarte a dejar de lado las manualidades. En el peor de los casos pasarás tres noches sin dormir una semana antes de la boda haciendo moñitos. Que no te de miedo hacer todo con tiempo.

 7. Recuerda tu maquillaje

 Pídele a tu mejor amiga que te diga cuando tus labios se despinten o si te empieza a brillar la cara. Si ella lleva tu maquillaje será más fácil retocarlo seguido.

 boda

 8. Pasa más tiempo escogiendo la música

 Esto parece ser una queja común. A veces la banda no va con tus gustos musicales y después de la boda te das cuenta de que pudiste haber ahorrado dinero si hubieras contratado un DJ. Darte el tiempo de escuchar diferentes opciones y hablar de tus gustos con la persona que se encargará de la música es muy importante.

 9. Los zapatos

 Esto se compone de dos partes, la primera es escoger una opción realista para ti. Si nunca usas tacones considera que usarlos para la boda, aunque sea sólo para la misa, te puede provocar ampollas que te harán sufrir el resto de la noche. Una vez que selecciones los zapatos, ¡úsalos! Olvídate de estrenar el día de la boda porque hasta los tennis te pueden sacar ampollas.

 boda

Enamórate de la ilusión, del amor, de la convicción de ser una pareja integra, feliz y durable, la boda es un momento único e irrepetible, disfrútense.
Agencias