¿Cuándo los enamorados comenzaron a irse de luna de miel?

El olvidado origen de la tradición de la luna de miel

Es habitual que los recién casados hagan un viaje juntos, conocido como luna de miel; pero… ¿de dónde procede esta costumbre?

Cuando alguien anuncia que va a casarse con su pareja, después de darle la enhorabuena y brindar por el enlace, llega el momento de hacer unas cuantas preguntas de rigor.

Queremos saber cuándo y dónde tendrá lugar el evento, cuántos invitados esperan reunir y, por supuesto, qué destino han elegido para su luna de miel.

Es una tradición completamente normalizada, pero lo cierto es que no todo el mundo conoce sus orígenes. ¿Cuándo comenzaron los enamorados a ‘irse de luna de miel’ y por qué llamamos de ese modo al viaje de novios?

Si no tienes respuesta para esas preguntas, el blog Country Living puede ayudarte a salir de dudas. Las raíces de la costumbre podrían estar en la sociedad británica del siglo XIX.

Según parece, fue en aquella época cuando los matrimonios recién consagrados comenzaron a viajar para celebrar sus nupcias. Sin embargo, la finalidad de la expedición tenía muy poco que ver con las vacaciones de intimidad y relax que se planifican hoy en día.

Se trataba más bien de un asunto familiar.

Marido y esposa no buscaban sol y playa en una isla paradisíaca, ni empleaban unos días en visitar juntos las ciudades y los países que siempre habían soñado descubrir.

Lo que hacían era ir a ver a los parientes que no habían podido desplazarse para asistir a la ceremonia. Tuvieron que pasar unas cuantas décadas para que la idea evolucionase y fuese tomando la forma que actualmente tiene, mucho más centrada en el ocio y el disfrute de la pareja.

En cualquier caso, ¿por qué el viaje recibe el nombre de «luna de miel»? En la bitácora mencionada se ofrece la versión que aporta una experta en la materia, Sara Margulis, de la empresa ‘HoneyFund’. Margulis hace alusión a una costumbre del siglo V: los recién casados bebían hidromiel en abundancia durante su primera noche juntos.

Se creía que esta bebida alcohólica tenía propiedades afrodisíacas que podían ayudar a los enamorados a concebir su primer hijo.

Existe otra teoría, bastante más extraña que la anterior. La palabra utilizada en inglés para «luna de miel» es «honeymoon», que podría proceder del vocablo nórdico «hjunottsmanathr».

Se utilizaba para hablar de una antigua tradición escandinava, según la cual los maridos debían secuestrar a sus futuras esposas y mantenerlas ocultas hasta que el matrimonio estuviese consumado, por lo general debido al nacimiento de un vástago.

Bitácoras, el recreo, ABC

Deja un comentario