Fallece Paco Rabell, fundador de El Corral de Comedias

Fallece Paco Rabell, fundador de El Corral de Comedias a los 86 años de edad.

Francisco Rabell Fernández nació un 29 de noviembre de 1934 en Cadereyta, Querétaro. De formación abogado, se especializó en Derecho Penal, sin embargo, su gran pasión siempre fue el teatro

Paco Rabell, fundador de El Corral de Comedias de Querétaro, falleció la mañana de este viernes 4 de diciembre, a los 86 años de edad, de acuerdo con información difundida a través de la cuenta de Facebook del teatro.

“Con profundo dolor en nuestro corazón informamos el sensible fallecimiento de el Gran Paco Rabell. La mañana de este viernes 4 de diciembre, tranquilo en su cama. Despidamoslo (sic) con un minuto de aplausos”, se puede leer en el mensaje.

Francisco Rabell Fernández nació un 29 de noviembre de 1934 en Cadereyta, Querétaro. De formación abogado, se especializó en Derecho Penal, sin embargo, su gran pasión siempre fue el teatro. Tras formarse en los Cómicos de la Legua, en 1980 abrió El Corral de Comedias, ubicado sobre la calle de Venustiano Carranza, en la Cruz.

 

Lugar que hasta la fecha sigue siendo una de las mejores opciones de entretenimiento para todos los queretanos.

La apuesta por la magia del teatro

Pero toda buena historia tiene un comienzo, y es así que don Paco Rabell y su familia, todos amantes del teatro, se aventuraron a crear su propia compañía de teatro, poniendo en práctica sus 20 años de experiencia como actor y director en Los Cómicos de la Legua, y fue así como un 19 de diciembre de 1980 se llevó a cabo la primera presentación.

El escenario para esa aventura fue “una hermosa casona colonial dentro del centro histórico de la ciudad de Querétaro, México; llamada desde entonces “Corral de Comedias”. La bellísima casona, creación arquitectónica producto de la pasión creadora del siglo XVIII, su patio abierto, sus tres corredores formados por columnas y arcos, enmarcando una fuente central, ha sido el escenario natural para que este grupo de actores de manera entusiasta se entregue al quehacer teatral”, como se reseña en el portal de Cultura del estado de Querétaro.

Cuando abrió sus puertas “El Corral…”, Rabell tenía en su alforja un sinfin experiencias cosechadas en sus múltiples viajes al extranjero, a dónde, de la mano de Los Cómicos de la Legua, había llevado y mostrado la calidad del teatro mexicano en auditorios de España, Brasil, Costa Rica y otros lugares más de habla hispana.

Con sangre de artista

En Cadereyta el arte y la cultura siempre fue bien vista, y como el propio Paco Rabell contaba: en sus años mozos, este municipio tenía su propia orquesta, en la cual su papá tocaba el clarinete.

No era de extrañar entonces la inclinación por lo artístico que Rabell tuvo desde pequeño, y es que, desde pequeño, siempre quiso ser actor, e incluso, le pedía a su papá que lo regalara con Cantinflas.

Pero la verdadera oportunidad de incursionar en las artes vino cuando vino de su natal Cadereyta a la ciudad, para estudiar derecho en la Universidad Autónoma de Querétaro, allí conoció a Hugo Gutiérrez Vega, quien por decisión del entonces rector Fernando Díaz, se convirtió en jefe de Difusión Cultural de la UAQ. Nombramiento que le permitió poner en marcha una serie de ambiciosos proyectos entre los cuales se instauró la compañía de teatro Cómicos de la Legua.

 

Con información de Códice Informativo.