Falso el combate a la corrupción de AMLO

Falso el combate a la corrupción de AMLO, acusaciones selectivas de la 4T, Tras La Verdad, Por Héctor Parra Rodríguez.

La Auditoría Superior de la Federación (ASF), dio a conocer las primeras observaciones a la Cuenta Pública del gobierno de López Obrador, habiendo detectado inconsistencias o presuntas irregularidades durante las auditorías a las dependencias del gobierno de lopista. El trámite procesal determina que deben ser turnadas al Consejo de la Judicatura Federal y Cámara de Diputados, por un monto de 25 mil 748 millones de pesos. Además, por supuesto, a las distintas dependencias observadas para que aclaren las presuntas irregularidades. Y aún hay más del gobierno que combate la corrupción.

A finales del mes pasado los diputados federales recibieron los informes individuales de la segunda entrega de resultados de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2019, por parte del titular de la Auditoría Superior de la Federación, a cargo del Auditor Superior David Rogelio Colmenares Páramo.

Informó que dentro de las observaciones se encuentra el Fondo de Gastos Catastróficos correspondiente a al primer año de gobierno (2019), habiendo detectado que del fideicomiso no transfirieron 324 mil 731 millones 6 mil pesos al Instituto de Salud para el Bienestar ¿Dónde fue a parar esa enorme cantidad de dinero? Los recursos, dijo la ASF, pertenecían a 12 mil 726 intervenciones correspondientes a la Fundación de Cáncer de Mamá (Fucam) y del Instituto Nacional de Pediatría (INP). Trabajo que no hizo el gobierno de López Obrador, un mago para desaparecer los recursos federales; hace transferencias a su antojo, como ejemplo están los 90 millones de dólares, no programados, no presupuestados, que donó el gobierno de México a los gobiernos de El Salvador, Honduras y Guatemala ¿De qué partidas presupuestales obtuvieron esa enorme cantidad dinero público?

La Cuenta Pública, observa que han recuperado 738 millones de pesos, lo cual significa que hicieron mal uso de ese dinero y tuvieron que regresarlo ¿No hay corrupción en la 4T? El Presidente de la República, nada ha informado en sus conferencias sobre esos dineros; entretuvo a los mexicanos con asuntos como la rifa del avión o la cena de tamales con los empresarios para extorsionarlos. Así las cosas, las auditorías arrojaron un monto observable de 25 mil 748 millones de pesos, a las entidades fiscalizadas. Por lo pronto, la ASF recuperó 738 millones de pesos; falta por aclarar, probar, demostrar el destino legal de los 25 mil, 10 millones de pesos, restantes ¿qué pasó con ese dinero las entidades fiscalizadas? tienen la oportunidad de aclarar o regresar la multimillonaria cantidad.

La ASF, también dio a conocer que iniciaron más de 4 mil 900 procedimientos de fincamientos de responsabilidad (lo que no hace doña Irma Eréndira Sandoval) que involucran aproximadamente a 14 mil presuntos responsables. Hacen el trabajo que corresponde a la Secretaría de la Función Pública, a cargo de Irma Eréndira, la multimillonaria que no pudo demostrar la legítima procedencia de sus propiedades inmobiliarias; la señora que solo atiende asuntos en contra de la oposición política. El Auditor Superior dijo que, a la fecha tienen resoluciones definitivas que ya no admiten impugnación alguna, referente a más de mil 300 responsables, empleados de la 4T.

Penden de un hilo. La ASF tiene en ejecución auditorías tanto a la desaparecida Policía Federal, como a la novísima Guardia Nacional, referente a todas las transferencias de elementos policiales, como los insumos del traspaso, muchos de los cuales relacionan a la Secretaría de la Defensa Nacional, como a la Secretaría de Marina; al igual que las erogaciones que realizaron durante el año fiscalizado del 2019. Todo ello bajo un universo y muestra a fiscalizar de 18 mil, 679 y 14 mil, 966 millones de pesos, por parte de ambas Secretarías.

Dio a conocer que en 2019, el gasto federalizado, o sea el que consume López Obrador, significó el 33.1 por ciento del gasto neto total de la Federación, de un monto total de 5.8 billones de pesos. Lo cual significa que un poco más de la tercera parte del PEF fue operado por las entidades federativas y los municipios; y las otras tres cuartas partes del total, operado por el gobierno federal. De tal suerte que el 96.6 por ciento del gasto federalizado programable, 1.05 billones de pesos, se ejecutó a través de 85 fondos y programas, habiéndolo clasificado como social, el “barril sin fondo de López. Por lo tanto, la participación en el gasto de este tipo realizado por la federación ascendió al 29.5 por ciento. O sea, por cada peso que gastó el gobierno federal en materia social, 30 centavos correspondieron al gasto federalizado.

Importante lo que dio a conocer la AFS. Que, por segundo año consecutivo verificarán a los gobiernos de las 32 entidades federativas el cumplimiento de la Ley de Disciplina Financiera. Así también, por primera vez fiscalizarán el cumplimiento de la referida ley en las 32 legislaturas locales, a las entidades de fiscalización superiores locales, a 11 poderes judiciales de los Estados y a un órgano público centralizado. Amplían su campo de acción en la supervisión de los recursos públicos ¿Y a la ESF quién la fiscaliza? Nadie.

Conclusión. La cloaca de López Obrador, apenas inicia. Mientras que la UIF, deslindó de cualquier responsabilidad a Pío López Obrador, casi lo santificó; en tanto que la Fiscalía General de la República, nada hizo, el dinero, como en el Fideicomiso de López Obrador, en tiempos de campaña, así como llegó se fue sin dejar rastro. Y, el asunto lo conocerá el INE, para que determine su hubo irregularidades de naturaleza electoral, las que seguramente ya prescribieron. Así de eficiente es la lavandería de AMLO: “Lava la ropa sucia en casa”.

combate a la corrupción

Por: Héctor Parra Rodríguez

Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión del Portal que lo replica y pueden o no, coincidir con las de los miembros del equipo de trabajo de El Municipal Qro., quienes compartimos la libertad de expresión y la diversidad de opiniones compartiendo líneas de expertos profesionistas.