Fantasías sexuales más secretas de las mujeres

No te atreves a preguntar ¿cuáles son las fantasías sexuales más ocultas de las mujeres?

Las fantasías sexuales sirven para todo lo que puedas imaginar pues son un juego mental que te permite cumplir tus deseos en un ambiente de erotismo en el que no tienen cabida los miedos o el recato.

Para avivar la pasión en una relación, para sentirse sexy, para darle un poco de ‘compañía’ a las noches de soledad, para mantener la sensualidad cuando la pareja está lejos, para provocar nuevos encuentros…

Se dice que algunos hombres y mujeres sienten en peligro su vida sexual por la rutina. Una solución es justamente, las fantasías, en general, pueden mejorar la relación porque prenden la llama de nuevo a la pasión y permiten alejar la invariabilidad.

Una alternativa fácil es compartir juntos los deseos que se tienen, sobre todo aquellos en los que intervienen los dos. Platicar de qué los excita es una forma de conocerse mejor y disfrutar más juntos.

Las hay desde las más ‘lícitas’, es decir aquellas que incluyen a la pareja, hasta las más desenfadadas y excitantes que tienen que ver con dominación, extraños e incluso homosexualidad. A continuación, te presentamos las más fantasías sexuales más populares de las mujeres:

Con la pareja. Hacer el amor en el mar, en público, en la playa o en la casa de un amigo; tener sexo salvaje usando un sinfín de juguetes sexuales y lograr que él esté disponible TODAS las veces que quieras, son algunas de las fantasías que las mujeres tienen con sus parejas.

Al parecer son tan populares porque mal que bien pueden llegar a realizarse.

Con comida: Atreverse a incluir comida en los encuentros ardientes, motiva a acrecentar la expectativa, y desvía un poco el camino de llegar simplemente a la culminación.

Sexo con un amor del pasado. ¿Qué mejor que un reencuentro lleno de pasión? Pues el desenfreno que produce revivir una situación muy apasionada que se vivió con un ex o, por qué no, con un amigo, es de las experiencias que cualquier mujer desea recrear así sea en su mente.

Sexo oral. Al ser uno de las formas como la mujer alcanza más rápido el orgasmo, se convierte en una fantasía especialmente para aquellas cuyas parejas no son muy dedicadas cuando de esta práctica se trata.

Sexo casual que sube el ego. Sentirse tan irresistiblemente sexy como para que un hombre encantador no pueda controlarse y haga hasta lo imposible por tener sexo independientemente del lugar en el que se encuentren, es definitivamente una manera de fantasear con alguien desconocido.

De película: el sexo romántico lleno de detalles especiales tipo Hollywood con un hombre espectacular, adinerado, en el mejor hotel del mundo y con todos los lujos posibles en un escenario paradisíaco encuentra inspiración en los filmes rosa.

Y finalmente existe la fantasía de imaginarse usando atuendos atrevidos, como colegiala, gatúbela o enfermera y a prestarse para cualquier tipo de posiciones con sus parejas.

Recuerda practicar una deliciosa vida sexual muy placentera y sobretodo responsable.

Eréndira Córdoba