Fidget spinners ¿Son terapia o distracción?

Fidget spinners se ha convertido en el juguete del momento, el objeto es usado contra el déficit de atención y como mero entretenimiento.

Sin importar su estatus social o edad, niños y adultos están unidos por la última moda social, la cual curiosamente no es electrónica. Hablamos de los fidget spinners, los cuales han tomado por sorpresa al mundo.

Ya sea en escuelas, centros comerciales y hasta en oficinas, al menos hay una persona que juega con dicho objeto, el cual simplemente cumple con una función: girar.

Su uso y popularidad son tan discutidos que incluso algunos profesores han empezado a retirar el artefacto a los estudiantes, al asegurar que los distrae de estudiar.

Curiosamente, al fidget spinner se le han atribuido propiedades benéficas para los menores con trastorno por déficit de atención y ansiedad, sin que existan estudios científicos o pedagógicos que comprueben dicha versión.

Su origen ocurrió en Florida, EUA, luego de que una mujer llamada Catherine Hettinger ideó el juguete para entretener a su hija enferma de una condición que debilita sus músculos; tristemente la inventora de este artilugio no pudo pagar los $400 dólares para pagar por el proceso de patente así que se quedó sin su creación.

El objeto está compuesto por un rodamiento central y tres contrapesos en los extremos, los que hacen girar los brazos del singular juguete. Su versatilidad y aspecto han causado que diversas versiones aumenten su precio y funciones, tales como varios brazos o incluso llamativas luces de led.

Los fidget spinners deben ser utilizados bajo la supervisión de un adulto, ya que el tamaño de sus piezas, además de la forma en que se utilice, puede aumentar la probabilidad de sufrir un accidente como dedos atrapados o golpes por mal uso.

Ante cualquier duda relacionada con su salud, consulte a su médico.

Agencias