Filete, término medio ó bien cocido

¿Prefieres un filete sellado, término medio ó bien cocido?

El punto de cocción de la carne ó filete podría influenciar qué tan lúcida se conservará tu mente conforme envejeces.

Científicos revelan que las glicotoxinas, compuestos que se forman al cocinar ciertos alimentos, pueden incrementar el riesgo de desarrollar demencia.

Investigadores de la Escuela de Medicina Icahn en el Monte Sinaí, en Nueva York, Estados Unidos, establecieron una relación entre las dietas con alto contenido de glicotoxinas y un mayor riesgo de sufrir demencia, obesidad y diabetes, tanto en ratones como en humanos.

Descubrieron que los ratones cuya dieta era rica en glicotoxinas, particularmente en productos de la glicación avanzada (PGA), eran más propensos a desarrollar demencia y problemas de movilidad conforme envejecían. Además, presentaban mayores cantidades de proteínas beta amiloides en el cerebro, asociadas con la enfermedad de Alzheimer.

Posteriormente el equipo monitoreó a 93 residentes de la ciudad de Nueva York, mayores a los 60 años de edad, durante nueve meses. Midieron la cantidad aproximada de glicotoxinas que consumían, así como su función cognitiva y sensibilidad a la insulina (un factor importante en el desarrollo de síndromes metabólicos como la diabetes y la obesidad).

Encontraron que las personas con mayores concentraciones de PGA en su sangre experimentaron mayor declive cognitivo, así como una reducción en su sensibilidad a la insulina. Si bien los resultados son sólo preliminares y se requiere de mayor investigación para confirmarlos, los investigadores aconsejan cuidar la alimentación. Una forma sencilla de disminuir los PGA es comer carne más cruda.

El estudio ha sido publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences.

Con información de Muy Interesante