Fraude electoral adelantado de MORENA

Fraude electoral adelantado de MORENA, Tras La Verdad, Por Héctor Parra Rodríguez.

¡Morena sí sabe de fraudes electorales! Como muestra de ello, está el proceso de recaudación de firmas para “enjuiciar a expresidentes”, organizado y promovido por Morena, aunque no aparezca como tal. Ariadna Sánchez y Manuel Vázquez, son quienes encabezaron el movimiento promovido por el mismo López Obrador, tal vez por esa razón quedó conforme con lo resuelto por sus secuaces, los Ministros de la SCJN, tomando en cuenta que el segundo procedimiento aún queda pendiente por resolver, que sería otra consulta popular. En el entendido que falta que la Corte determine si califican o la constitucionalidad de la pregunta que se llegue a formular en la consulta.

Burdos, pero expertos en el fraude. El INE, los desnudó. El sábado pasado, el Instituto Nacional Electoral entregó al Senado el informe derivado de la verificación de las firmas entregadas en apoyo a la solicitud de Consulta Popular promovida por Norma Ariadna Sánchez Bahena (activista de Morena) y Manuel Vázquez Arellano (ligado a la delincuencia organizada, afiliado a Morena, inmiscuido en los 43 desaparecidos), relativa al tema “juicio a ex presidentes”. El asunto continúa su curso.

La Dirección Ejecutiva del Registro Federal de Electores (DERFE), llevó a cabo el trabajo de verificación de toda la información y comunicó que, de los 2,538,048 apoyos que compulsaron, identificaron en la Lista Nominal de Electores al 2,116,837 ciudadanos (primera rasurada), que correspondió a 2.32% de la Lista Nominal de Electores, respecto al corte al 16 de octubre de 2020, por lo tanto, cumplieron con el porcentaje de apoyo mínimo establecido en la ley que es del 2%. Al menos en los números.

Veamos la segunda parte de las trampas. En la revisión, la Dirección del Registro Federal Electoral, encontró que muchas de las personas que supuestamente otorgaron su apoyo a la consulta, no formaban parte del Padrón Electoral, habían sido dadas de baja de la Lista Nominal por defunción, algunos desde 1999 ¡Asistieron y firmaron los muertos el proceso de consulta! También identificaron registros de personas cuyos derechos políticos fueron suspendidos y otros con datos irregulares, que igualmente habían sido dados de baja de la Lista Nominal. Lo cual quiere decir que Morena tiene todos los instrumentos para el fraude electoral.

El INE pudo apreciar que las bajas por defunción provienen del año de 1999. Pero, sin base alguna, supusieron que los apoyos que encontraron en esa irregular situación, fueron obtenidos mediante otro tipo de fuentes (listados nominales usados en anteriores elecciones, fotocopias de las credenciales para votar, etcétera). Solo suposiciones del INE, que debieran dar pauta a una denuncia penal por el uso de documentos falsificados, pero no, simplemente formularon su propia deducción sin consecuencia alguna, a pesar del evidente delito de uso de documentación oficial del INE: falsa.

El INE siguió con su especulación. Consideran que el uso de la aplicación desarrollada por el Instituto para obtener el apoyo puede ser una aliada para evitar este tipo de malas prácticas, dado que permite recabar la voluntad de los ciudadanos sustentada en un expediente electrónico de todos y cada uno de los apoyos brindados (anverso y reverso de la Credencial para Votar, fotografía digital viva y la firma digital de consentimiento de la o el ciudadano). Consignaron la irregularidad sin consecuencia alguna para los tramposos promotores de la consulta.

El INE también dio a conocer que llevaron a cabo la compulsa de las firmas con la Lista Nominal de Electores, consistente en una validación muestral de los apoyos para realizar una verificación en el domicilio de 850 ciudadanas y ciudadanos, que fueron seleccionados a partir de un ejercicio matemático. Simplemente aleatorio. Y, resulta que de los 850 ciudadanas y ciudadanos seleccionados, entrevistaron a 597, de los cuales 480 (80.40%) confirmaron haber apoyado la solicitud de consulta; pero, aquí el desliz del fraude, el otro 19.60%, correspondiente a 117 personas, afirmaron no haber dado su apoyo ¿De dónde obtuvieron los datos de esas personas que negaron haber dado su consentimiento? Y lo más grave, usaron documentación electoral de los renuentes a la consulta. Estamos en presencia de un delito, pero el INE, no se inmutó.

Y así, para dar cumplimiento a las atribuciones conferidas al INE, de conformidad con la Ley Federal de Consulta Popular y el artículo 54, párrafo 1, inciso n) de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, el 22 de septiembre pasado, el INE recibió de la Cámara de Diputados, dominada y presidida por Morena (¿serían los diputados los fraudulentos?) 77 cajas con los formatos con que fueron recabadas las firmas ciudadanas de los vivos y los muertos. Así fue como personal del Registro Federal Electoral comenzó la revisión y cuantificación de los formatos para identificar todos aquellos que no tuvieran información suficiente. Dieron a conocer que el 17 de octubre concluyeron el proceso, iniciando el computo del plazo de 30 días para realizar la verificación y entregar el informe correspondiente.

Así encontraron que, de los 2,737,285 registros que recibieron, el INE detectó las inconsistencias, entre ellas, que fueron entregadas en un formato distinto, que no tenían firmas, tampoco estaba incluida la pregunta o la interrogante era distinta, o que no contenían el dato de Clave de Elector para identificar el registro. Muchas inconsistencias evidentemente fraudulentas para engañar a la autoridad electoral. Una vez que hicieron la limpieza de la “basura”, descontaron los registros en formatos inconsistentes, así que el INE cuantificó 2,538,048. Luego fueron compulsados con el corte de la Lista Nominal (Padrón Electoral) al 16 de octubre, conformada por 91,379,697 de ciudadanas y ciudadanos empadronados. Por lo cual alcanzaron, según el INE, el requisito legal mínimo del 2% al menos 1,827,594 apoyos verificados.

El INE dio a conocer que el resultado de la compulsa fue la siguiente: Ciudadanos firmantes: 2,538,048; Ciudadanos firmantes en la Lista Nominal: 2,116,837; Ciudadanos firmantes no existentes en la Lista Nominal: 276,677; Ciudadanos excluidos de la Lista Nominal: 23,533; Bajas por defunción: 5,530; Bajas por pérdida de vigencia: 14,442; Bajas por cancelación de trámite: 1,969; Bajas por suspensión de derechos políticos: 744; Bajas por registro duplicado en el Padrón: 619; Baja por datos personales irregulares: 138; Bajas por domicilio irregular: 91; Registros repetidos: 120,902; Registros de ciudadanos sin firma o huella: 99. Sin lugar a dudas un proceso fraudulento que, sin embargo sigue el curso legal con posibilidades de convertirse en otra “consulta popular”.

¿Por qué o para qué evidencia el INE el cúmulo de anomalías, sigue dándole cuse legal y no denunció delito alguno? Bien, al igual dieron a conocer que el 4 de noviembre hicieron un muestreo a 850 personas y realizar una verificación a partir de visitas domiciliarias. De tal suerte que, de los 850 ciudadanos de la muestra, visitaron el 100% de los domicilios. Estos fueron los resultados: Localizaron en su domicilio a 597 ciudadanos, quienes respondieron a la entrevista; no localizaron 253 ciudadanos en el domicilio registrado, incluso después de haber sido visitados en diferentes ocasiones (¿Preparando el fraude?); luego, de los 597 ciudadanos entrevistados, 480 manifestaron haber proporcionado su firma o huella para respaldar la petición de Consulta Popular, que corresponde al 80.40% de los ciudadanos entrevistados; por lo tanto, los otros 117 ciudadanos manifestaron no haber proporcionado su firma o huella para respaldar la petición de “consulta popular”, es decir, el 19.60% de los ciudadanos entrevistados ni firmaron ni estuvieron de acuerdo. Y sí sigue el trámite el INE ¿No son causas suficientes para desechar de plano el fraude maquinado organizado por los simpatizantes del mismo López Obrador?

electoral

Por: Héctor Parra Rodríguez

Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión del Portal que lo replica y pueden o no, coincidir con las de los miembros del equipo de trabajo de El Municipal Qro., quienes compartimos la libertad de expresión y la diversidad de opiniones compartiendo líneas de expertos profesionistas.