Gilberto Herrera: sin confirmar si compite en el 21

Gilberto Herrera: sin confirmar si compite en el 21, sus colaboradores y la UAQ, Me Lleva el Diablo, 5 de octubre

La semana pasada el presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció la posibilidad de que secretarios o integrantes de su gabinete- entre ellos los llamados superdelegados estatales- decidan abandonar su puesto en el gobierno federal y postularse como candidatos a algún cargo para el proceso electoral de 2021.

A unos días de que en Querétaro quedé formal y legalmente instalado el proceso electoral 2020-2021, y ante el llamado de AMLO, a dejar el puesto en este mes de octubre, el superdelegado y exrector de la UAQ, Gilberto Ruiz, no se define, como son los casos de otros 10 delegados de los 15 estados que tienen elección de gobernador en el 21.

Ha trascendido que, al interior de Morena, y del gobierno federal, que 10 responsables de los programas sociales han manifestado ya su deseo de competir en sus respectivos estados, pero no es el caso de Gilberto Herrera, que con su silencio solo deja correr la especulación de que el candidato de Morena en la entidad podría ser el titular de la UIF, Santiago Nieto.

De cara al proceso electoral de 2021, donde se renovarán gubernaturas en 15 entidades, nueve delegados del gobierno federal se alistan para participar en la disputa al interior de Morena y así convertirse en candidatos para esa posición.

Los super delegados de Guerrero, Colima, Baja California, Baja CALIFORNIA Sur, Campeche, Michoacán, San Luis Potosí, Nayarit, por mencionar algunos no solo administraron los programas sociales que AMLO impulso, sino que crearon los propios con su sello personal en cada entidad, caso que en Querétaro no se dio.

Gilberto Herrera ha sido un buen administrador de los programas sociales, muy trabajador, pero la formula que su equipo ha llevado a cabo es la misma que aplicaron en su momento los delegados emanados del PRI y PAN: llevar los recursos a los beneficiados y sacarse la foto en la llanura, en las comunidades alejadas, en la sierra; con la gente pobre, y promocionarla en el Face.

Promoción muy personal que hacen algunos de los que trabajan en Bienestar.

Nada nuevo, ningún programa social con el sello de la casa.

A su favor, Herrera Ruiz, tiene que es muy trabajador y no tiene señalamientos u observaciones de desvío o malversación, u utilización de los recursos en beneficio propio o de su proyecto.

Sin embargo, se ve que la gente del exrector, extraídos o emanados de la UAQ – donde tienen su chuleta segura- andan más ocupados y preocupados por su futuro político inmediato, dejando en claro sus intenciones personales y no las de Gilberto Herrera, para quien deberían trabajar.

Otro tema es que el exrector anda más ocupado y por la sucesión en la UAQ metiendo la mano por uno de los 3 aspirantes, un exsecretario académico, evidenciado la lucha interna que hay en la Máxima Casa de Estudios.

Por lo que se ve, lo suyo, lo suyo, es la grilla universitaria, donde los morenos emanados de la UAQ tienen metida la mano, haciendo lo que siempre han reprobado: que los partidos políticos no se metan en la UAQ.

Finalmente, el superdelegado, pese a que no ha confirmado sus deseos de participar en la contienda interna, está posicionado como posible candidato en las encuestas locales.

Aunque su equipo y él insisten en descartarse solos.

 

Gilberto Herrera