Greta Thunberg es nominada al Nobel de la Paz

Greta Thunberg, de 16 años, nominada al Nobel de la Paz. La joven sueca de 16 años se ha convertido en una figura de la lucha contra el cambio climático

Suecia.- La adolescente sueca Greta Thunberg, instigadora de una huelga escolar para pedir acciones contra el cambio climático, fue propuesta para el Nobel de la Paz 2019, dijo este jueves uno de los tres políticos que lanzaron la iniciativa.

“Propusimos a Greta Thunberg porque el cambio climático, si no lo frenamos, será la principal causa de las guerras, los conflictos y el flujo de refugiados que vendrán”, dijo a la AFP el diputado noruego Freddy André Ovstegard.

“Greta Thunberg lanzó un movimiento de masas en el que veo, quizás, la principal contribución a la paz”, aseguró.

La joven sueca de 16 años se ha convertido en una figura de la lucha contra el cambio climático y convocó una “huelga mundial” de escolares este viernes.

Huelga en la escuela
Antes del 20 de agosto de 2018, Greta Thunberg era una niña de 15 años que asistía al colegio, como la mayoría de adolescentes en su país, en la ciudad de Estocolmo.

Sin embargo, Suecia tuvo el año pasado un verano bastante problemático: una ola de calor afectó a gran parte del país nórdico, lo que originó cerca de 50 incendios forestales que arrasaron con 20.000 hectáreas.

Cambio climático: casi 200 países, incluyendo a EE.UU., logran un acuerdo sobre cómo se aplicará el Acuerdo de París
Para Thunberg, ese panorama de fuego y calor fue demasiado.

El 20 de agosto, en vez de ir al colegio como era costumbre, se paró delante del Parlamento sueco y anunció que no iba a regresar hasta que la escucharan.

Su idea se ha replicado en cerca de 270 ciudades alrededor del mundo.
“Estoy protestando sobre el cambio climático, porque a nadie parece importarle lo que está ocurriendo. Nadie parece estar haciendo algo”, le dijo Thunberg a la BBC en ese momento.

“Sé que mis padres quieren que vuelva al colegio, pero también entienden lo que estoy haciendo aquí”, añadió.

Tras las elecciones generales suecas del 9 de septiembre, Thunberg volvió a las aulas pero solo cuatro días a la semana. Todos los viernes se salta sus clases y continúa con su protesta.

Su empeño atrajo la atención global. Miles de organizaciones ambientales respaldaron su llamado y ha sido invitada a hablar en eventos como la Cumbre sobre Cambio Climático (COP24), que se realizó en Polonia en diciembre pasado.

Movimiento
Según medios como The Guardian y The New York Times, la idea de no asistir a clases los viernes para protestar y concientizar sobre el problema del cambio climático impulsada por Thunberg se ha replicado en cerca de 270 ciudades alrededor del mundo.

Greta ha señalado que continuará con su protesta hasta que Suecia esté cumpliendo con los lineamientos del Acuerdo de Paris.
“Nunca pensé que esto se iba a convertir en algo tan grande. Ahora está en los cinco continentes. Es increíble”, le dijo al diario The New York Times.

Pero más allá de su mensaje, Thunberg quiere darse conocer por sus acciones. Por ejemplo, no viaja en avión y llamó la atención de los ejecutivos que se trasladaron a Suiza en sus jets privados.

“Creo que es un poco de hipocresía viajar en jet privados a un lugar donde van a hablar sobre la crisis del clima. Los escucho decir ‘Esto nos importa mucho’, pero no es así”, le explicó a la agencia de noticias AP durante una entrevista.

Pero fue durante su conferencia en Davos donde confrontó más abiertamente a las personas más poderosas del planeta.

“Algunas personas, algunas empresas, saben exactamente qué valores intransferibles han sacrificado para continuar produciendo cantidades inimaginables de dinero. Y creo que muchos de ustedes pertenecen a ese grupo”, dijo.

Por ahora, el deseo de la joven sueca es continuar con su huelga de faltar al colegio los viernes para protestar en el parlamento de su país, hasta que Suecia esté en línea con el Acuerdo de París sobre cambio climático.

Por AFP y BBC foto agencias