Cosas que hacían los padres por las que hoy les quitarían la custodia

15 cosas que hacían los padres de los 80 por las que hoy les quitarían la custodia

Nadie duda que los padres quieren lo mejor para sus hijos, pero no es menos cierto que las preocupaciones van cambiando con el tiempo.

Situaciones que ahora nos parecen extremadamente peligrosas eran antes el pan de cada día, y es que los estudios, los avances y las campañas de concienciación han cambiado mucho la forma de criar a nuestros niños.

Muchos dicen que se vivía mejor antes, pero la realidad -y la estadística- demuestra que la mortalidad infantil ha descendido significativamente en nuestro país desde 1985; lo cual no quiere decir que ahora no haya una tendencia a la sobreprotección de los más pequeños.

En cualquier caso, lo que es seguro es que los padres de antes vivían pendientes de otros asuntos y hoy vas a recordar por qué. Aquí tienes 15 cosas que hacían los padres de los años 80 y que hoy son prácticamente ilegales (cuando no del todo).

Llevarnos en el coche de cualquier manera

Sin cinturón de seguridad, en el maletero, con toda la cabina llena de bultos sueltos o sobre sus rodillas mientras conducían. Nos parecía tan normal, pero en caso de accidente todos sabemos lo que solía pasar. Y si tu coche tenía cinturones, quizá no era el sistema más recomendable para salvar a un niño.

Dejarnos viajar en la cama de una pick up

A nosotros nos parecía la mar de divertido sentir el viento y la velocidad, pero ¿en qué estaban pensando nuestros padres?

Dejarnos en el coche mientras iban a comprar algo

Hemos visto cientos de casos de muertes o severas lesiones por dejar a niños (o mascotas) encerrados en el coche. Por alguna razón, lo padres de antes se quedaban tan tranquilos y no se les ocurría pensar que el calor podía matarnos o que alguien podría secuestrarnos.

No sabían dónde estábamos

Cuando éramos niños nuestros padres llevaban a cabo un ejercicio de confianza que hoy nos parece impensable. ¿Dejarías salir a tus niños sin saber a dónde van y sin tener forma de localizarlos? Antes no quedaba otra. Qué gran papel jugaban las cabinas de teléfono…

Fumaban cuando estaban con nosotros

Y nos llevaban a sitios llenos de humo. Las leyes antitabaco son uno de los grandes logros en los países más avanzados y la concienciación que ha generado en los padres no tiene precio. Antes nos pasábamos la vida ahumados como salmones.

Nos dejaban ir en bici sin casco

El casco y la seguridad vial en general no tenían mucha relevancia en nuestras vidas. Hoy es obligatorio en la mayoría de ciudades, pero aún se ve a mucha gente sin usarlo.

Dejaban que volviésemos solos a casa aunque no hubiera nadie

Muchos de nosotros volvíamos a casa del colegio para encontrarla vacía. Era nuestra responsabilidad calentar la comida y hacer los deberes mientras esperábamos a que nuestros padres volviesen de trabajar. Y si tenías hermanos pequeños te tocaba mantenerlos con vida y sin daños hasta entonces.

Nos mandaban a comprar alcohol y tabaco

¿A quién no le ha tocado hacer uno de estos recados? Hoy sería imposible aunque quisiésemos, está totalmente prohibido vender estos productos a menores de edad.

Dejarnos probar cerveza por diversión

Les importaba poco ahumarnos con el tabaco y tampoco se preocupaban mucho si le dábamos un traguito a una cerveza. Ver nuestras caras de asco debía ser divertidísimo.

Nos dejaban ir a casa de nuestros amigos sin avisar

Antes no llamábamos por teléfono ni concertábamos citas. Íbamos a casa de nuestros amigos y no nos preocupaba en absoluto llegar en mal momento.

Recurrían al castigo físico

Pocos niños de nuestra generación han tenido la suerte de pasar su infancia sin llevarse un guantazo. Hoy en día, por suerte, el castigo físico está peor visto.

Bebían y conducían

Ahora está mucho más vigilado y las penas son más duras, pero antes era bastante normal que nuestros padres tomasen unas cervezas y luego condujesen con nosotros en el coche como si nada.

Le ponían azúcar a todo y nos dejaban comer cualquier cosa

Nos compraban cereales ultrazucarados, bollería industrial y chucherías con bastante asiduidad. Y di la verdad, ¿a cuánta gente conoces que le echa azúcar al zumo de naranja o incluso al Cola Cao? Nos dejaban hacerlo.

Veíamos películas y dibujos violentos

La clasificación por edades existía, pero pocos la tomaban en serio. Veíamos gran cantidad de contenido violento y lo cierto es que no hemos salido tan mal, ¿verdad?

Publicado en Familia Fuentes consultadas: throwbacks, everyday 80s. Foto la Voz de San Justo