Increíbles beneficios de acurrucarse

Las hormonas de tu cuerpo saben lo que hacen al acurrucarse y eso es un hecho científico.
Es un hecho que acurrucarse con abrazos fortalecen nuestras relaciones y en general, nos hacen sentir mejor.
¿Se te ha pasado por la cabeza que a lo mejor hay una explicación científica para eso?.
Acurrucarse estimula la producción de oxitocina; la hormona que juega el papel más importante en la neuroanatomía de la intimidad.
Es conocida como la “hormona de la unión” o “la hormona del amor”, puesto que nos da la sensación de empatía, confianza, deseo sexual y un montón de otras emociones buenas para la salud.
Aquí una lista de los beneficios de esta agradable forma de entregar amor:
 1. Refuerza el vínculo emocional con tu pareja
Porque crea un ambiente cómodo para la comunicación; algo importante que tendemos a descuidar.
Una buena comunicación es esencial para construir la confianza, por lo que te recomendamos abrazar a tu pareja al menos 15 minutos al día. 
2. Alivia el dolor
Porque en el fondo, seguimos siendo niños. Y como en nuestra más tierna infancia, necesitamos a alguien que nos consuele cuando estamos lastimados.
En aquel entonces creíamos en el poder mágico de nuestros padres para hacernos olvidar el dolor… Hoy conocemos otros poderes, verdad? 
3. Mejora tu vida sexual
Los besos y las caricias después del sexo son fundamentales para tu pareja y aumentan la satisfacción en la experiencia sexual.
No te dejes engañar, incluso los hombres se sienten más felices con una buena ronda de abrazos.
Esto es de gran importancia para las parejas con niños, donde el romance ya no es prioridad.
En esos escasos momentos de intimidad, hazte el tiempo para acurrucarte, antes de salir corriendo a cumplir con tus tareas de mamá.
4.  Estimula tu sistema inmunológico
 Hay un fuerte vínculo entre tu cerebro y tu sistema inmunológico, por lo tanto, lo que está en nuestra cabeza afecta de manera positiva o negativa a nuestra salud.
Mantener la calma, ser optimista, expresar nuestros sentimientos y tener buenas relaciones personales son excelentes formas de fortalecer nuestro sistema inmune.
Y todo se relacione, de una u otra forma, al arte de repartir abrazos.
5. Te ayuda a conciliar el sueño
 La oxitocina contrarresta los efectos del cortisol (“la hormona del estrés”).
Y como se libera en nuestro cerebro cuando estamos relajados, aumenta la calidad del sueño.
La oxitocina nos hace sentir más tranquilos y somnolientos.
6. Reduce los antojos
Otro efecto interesante de la hormona del amor es su capacidad para aliviar los antojos, ya sea de alimentos, drogas, alcohol y otros.
Así que ya lo sabes: acurrucarse puede evitar que asaltes la nevera por la noche.
¿Prefieres pasar un buen momento con el chico que te gusta, o tragarte un montón de helado de chocolate?
7. Y tu nivel de estrés
Insisto: la oxitocina combate los efectos estresantes del cortisol.
Deshacerse del estrés y de las emociones dañinas puede reducir el riesgo de un ataque al corazón.
Así que… Que nadie te diga que al acurrucarte con tu pareja, estás desperdiciando el tiempo.
En realidad, están invirtiendo en lo más importante de todo: sentirse mejor.
Este día, tómate el tiempo para abrazar a alguien y reposar cerca de su corazón.
Con información de Plano Informativo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *