Jesús Rodríguez, tercera vía para gobernador

Ni Mauricio Kuri, ni Gilberto Herrera: Jesús Rodríguez una tercera vía para gobernador. Me Lleva El Diablo, 27 de noviembre.

Viable o no, la propuesta de una tercera vía, un frente de partidos sin el PAN, sin Morena, y sin el PRI, causa polémica, y abre un tema de discusión, por lo menos. Se cocina la alianza de priístas, sin el PRI, con otros partidos. Ni Kuri, ni Herrera, tienen la experiencia para gobernar Querétaro, acepta Jesús Rodríguez Hernández, genio y figura de la política queretano, y no iba a ser la excepción para este 2021.

En la elección de 2021, por el gobierno de Querétaro puede ser una de las batallas electorales más sonadas, pues Morena tiene todas las intenciones de arrebatárselo al Partido Acción Nacional (PAN), pero el PRI, o mejor dicho un grupo de priístas encabezados por Jesús Rodríguez Hernández plantean una tercera vía: una alianza de partidos con priístas pero sin el PRI.

Cabe recordar que, desde hace 23 años, la entidad ha vivido ya tres alternancias políticas en la gubernatura, únicamente entre el blanquiazul y el PRI. Como en otros estados rumbo al 2021, el Revolucionario Institucional arranca hasta en un tercer lugar en los primeros cuestionamientos de preferencias electorales.

La última elección a gobernador -2015- el PRI obtuvo más de 321 mil votos con Roberto Loyola Vera como candidato, una importante cantidad, pero que no fue suficiente para igualar los casi 380 mil obtenidos por Francisco Domínguez Servién, quien el pasado 1 de octubre cumplió cinco años como mandatario estatal.

En el 2018, el PRI se vino abajo y quedo en un contundente tercer lugar: emergió Morena.

Es verdad que en las últimas cuatro elecciones para gobernador del estado, no ha ganado quien arranca en primer lugar – Ortiz Arana dos veces, Manuel González Valle, Roberto Loyola- y eso es algo que deben tomar en cuenta tanto Mauricio Kuri, del PAN, como Gilberto Herrera, de Morena.

En 60 días, tiempo que dura la campaña, pueden remontarse hasta 20 o 30 puntos en materia electoral. De acuerdo a datos duros. Ahora bien: ¿Cuál es la verdadera fuerza del PRI, de los diferentes grupos priístas, más allá de los deseos de los encuestadores?

¿Se cocinarán alianzas o candidaturas comunes, o la orden será no enemistarse con el huésped de Palacio de gobierno?

¿Quiénes del grupo que encabeza Jesús Rodríguez, suponiendo que van con otros partidos, realmente podrían buscar la postulación a gobernador – el mismo Rodríguez- o a otros puestos de elección con reales posibilidades de ganar?

Aunque en política, o en cuestiones electorales, no hay triunfos para siempre, ni derrotas eternas, con la propuesta que encabeza Rodríguez Hernández podría hacer ya un pronóstico de lo que podría pasar en la elección, donde nos jugaremos la alternancia o la permanencia, de Morena o del PAN respectivamente, o el resurgimiento de los priístas, sin el PRI.

De acuerdo con el aún priísta, Jesús Rodríguez,” en Querétaro hay una gran disposición de la población de los 18 municipios para ayudar a construir una gran alianza ganadora. Reconozco a la militancia priísta, en especial a las mujeres y hombres, jóvenes y adultos, que a lo largo de casi 50 años me han permitido andar a su lado en el camino del servicio público y la vocación política. A ellos, los invito a formar un proyecto común y de unidad, más no de unanimidad, como falsamente se ha tratado de hacer en la última década”.

Obvio decir que esta convocatoria no es a la dirigencia que tiene Paul Ospital, ni para los priístas viudos de Santiago Nieto, ni para los prianistas que están sometidos a Kuri, o a JJ Jiménez, o a los priístas que andan de rodillas ante Gilberto Herrera, mucho menos a los priístas de JJ Ruiz. La mayoría de los anteriores con el sello de José Calzada.

La propuesta no es descabellada: una tercera vía, pero no creo que tengan tiempo de cocinarla, de armar la coalición, alianza o candidatura común. Es real que las candidaturas de Kuri y Ruiz parecen de microondas, en menos de 6 u 8 años se construyeron las mismas, ya hemos comentado las semejanzas.

Ahora bien, la propuesta de los priístas que son del PRI, pero no van con el PRI, es ganar la simpatía de los abstencionistas, de los sin partidos, y sumarlos a un frente de partidos sin el PRI, pero con priístas.

Rodríguez Hernández se va a convertir en una piedra en el zapato de los dos principales aspirante a la casa de la Corregidora, y aunque dice que no busca la candidatura, si es por un solo partido, en este caso con sus compañeros priístas, y uno que otro perredista, que son dueños de Redes Sociales Progresistas, pero si el público lo pide por otros dos partidos más, aceptaría la misma. Y delo por hecho.

Obvio, no va con el PAN, ni con Morena, ni con el PT, ni con el PES, pero de los 11 partidos que tiene registro local quedan 6, o menos como diría el clásico, 7. Con dos más, y RSP, conformaría la alianza común, la candidatura común que la ley permite, aun a los partidos que recientemente obtuvieron el registro Jesús Rodríguez, que en el 2009 declino sus aspiraciones a gobernador a favor de José Calzada, a la postre gobernador, acusa las traiciones, digo yo, y según él el incumplimiento de acuerdos con el exgobernador, que ahora, dicen, quiere ser diputado Federal.

La propuesta se realiza dado que para el proceso electoral de 2021 el reto mayor de los partidos será la recuperación de la confianza de los ciudadanos, uno de los principales desafíos no solo todos los partidos, sino una deuda para la democracia mexicana.

Parece que se planea una revolución de las conciencias, pero……siempre hay un, pero.

 

Jesús Rodríguez