La negociación: el derrumbe del PAN

La negociación: el derrumbe del PAN, Me Lleva El Diablo por: Alejandro Guillén.

Las coartadas ideológicas están de más en este paso decisivo desde la crisis de la covid-19; el gobierno federal y el gobierno estatal tienen que ser conscientes de que la sociedad queretana se enfrenta a una tarea de reconstrucción de la economía, y de la inseguridad, que es más compleja que una simple concertación del poder, del gobierno del estado.

Abordamos una supuesta negociación entre la administración estatal, concretamente del gobernador Francisco Domínguez, y el gobierno federal, concretamente el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Un rumor que se esparce creando sinfín de especulaciones.

Aunque es un secreto a voces que AMLO hizo un pacto con un sector del PRI nacional, y que ello incluye al priismo queretano, en los corrillos políticos y sociales, en las pláticas de café, en la sobremesa, en casi todas las reuniones donde se habla de política, de cuestiones electorales, un fantasma se hace presente: una negociación electoral de la gubernatura entre FDS y AMLO.

Aceptando sin conceder, como dicen los Abogados, la pregunta sería ¿Qué puede ofrecer FDS a AMLO, y viceversa?
¿Qué Morena gané la elección, sacrificando el PAN a Mauricio Kuri?

No le veo caso a esa propuesta, Morena es altamente competitivo y sin negociación puede ganar el gobierno estatal.

En estos momentos, de acuerdo con la encuesta de Demoscopia publicada en este mes de septiembre, Morena y el PAN están en un empate técnico: 29 por ciento de la preferencia para Morena y 34 para Acción Nacional.

Los dos partidos son competitivos, entonces, ¿Para qué una concertación?

¿Negociar a Mauricio Kuri? ¿Y qué gana AMLO? Si a nivel nacional tiene en la bolsa 14 de las 15 gubernaturas que se disputaran en el 21.

Entonces, no tiene sentido que se hablé de una concertación del gobierno estatal, ambos partidos son competitivos y nada tienen que ofrecerse a cambio ni Francisco Domínguez, ni AMLO.

Es claro que a AMLO le interesa mantener el control de la Cámara de Diputados Federal.

¿Negociar las diputaciones federales?

No creo, Morena gano 2 de 5 en la pasada elección, y con la tendencia puede aumentar sus curules federales.

Además, que representan para AMLO el porcentaje electoral de Querétaro, 3 o 5 diputados federales, como para negociar; y qué negociaría a cambio con Pancho, o con el PAN. Nada, no representan nada para AMLO.

Resumiendo: no es en Querétaro donde se define el control del Congreso Federal.

Pero, siempre hay un, pero, a AMLO le interesa arrasar al PAN, porque con el PRI se puede entender políticamente hablando, pero no con el PAN, y menos en la tierra de Ricardo Anaya. No lo quiere.

Ya se sabe que Anaya no es totalmente queretano, pero su carrera política nace y morirá en Querétaro. Al tiempo. Eso si es negociable: el derrumbe del PAN como oposición.

Recordemos que los bastiones más panistas y más anti-AMLO son Querétaro, Guanajuato y Aguascalientes.

A AMLO sería lo mejor que le pueda pasar: una estridente derrota, no de Kuri, sino del PAN en uno de sus bastiones más representativos.

O que de aquí surja el coordinador parlamentario del PAN, y se negocie la aprobación de todas las propuestas de AMLO en el Congreso de la Unión: Pancho en la Cámara de Diputados, y Kuri en la de Senadores.

O que de aquí salga el próximo dirigente nacional del PAN, y que se negocie una política de acuerdos entre el blanquiazul y AMLO.

Eso si sería una verdadera negociación, un acuerdo que se teje fino, pero…. Pancho se prestará a ello.

Lo dudo, pero en política nada ésta escrito, y los acuerdos son para no cumplir.

 

 

negociación