Lewis Hamilton prolonga su reinado en Fórmula 1

Lewis Hamilton, piloto británico de Mercedes, conquista su sexto título mundial en el GP de Estados Unidos.

La leyenda inglesa del automovilismo, Lewis Carl Davidson Hamilton, emuló en Austin, Texas, lo que sólo Michael Schumacher había logrado en la Fórmula 1, allá en Japón 2003, cuando en el circuito de Suzuka el alemán aseguró su sexto campeonato mundial en la máxima categoría, una marca que por fin Hamilton pudo empatar, para quedarse un título por detrás del alemán, quien actualmente sigue siendo referente de la máxima categoría con siete campeonatos.

El piloto de Mercedes pudo haberse coronado monarca de la F1 la semana pasada, en el GP de México, pero Valtteri Bottas le echó a perder la fiesta acabando en el podio de la Magdalena de Mixiuhca.

Para que Hamilton fuera otra vez campeón era suficiente con cruzar la meta en octavo. En Texas terminó segundo, remontando desde la quinta plaza de la parrilla en una carrera que desde la pole estaba cargada del lado de Bottas.

Sólo hubo que esperar una semana para que el F1W10 nuevamente brillara en la pista, con Bottas por delante de Hamilton, quienes neutralizaron la ventaja de Ferrari para sumar el noveno doblete de Mercedes en la actual temporada, que tardó en llegar, luego de que los primeros llegaran en las cinco primeras carreras del año.

Lo de Austin fue sólo un trámite, pues a falta de cinco carreras para el final de temporada, las matemáticas ya daban como campeón a uno de los dos pilotos de Mercedes, justo tras sumar un nuevo título de constructores, el sexto en la cuenta de la marca de Stuttgart.

Tras 248 Grandes Premios y con todo a su favor, Hamilton hoy atenta en contra de todas las marcas de la Fórmula 1, aunque en Austin tuvo que batallar con pilotos como Charles Leclerc y Max Verstappen quienes acabaron en la tercera y cuarta posición, respectivamente.