El misterioso mensaje que Benito Mussolini “escondió”

El misterioso mensaje que Benito Mussolini “escondió” en un obelisco de Roma y que acaba de ser descifrado.

Como en una buena novela de intriga, el pergamino escrito en latín, por Mussolini, se encuentra oculto bajo un enorme obelisco en Roma, Italia.

El pergamino oculto en la base del monumento es una oda al gobernante fascista italiano y un intento de preservar el legado de su régimen.

¿El problema para los que quieren conocer su contenido? Que el obelisco de 300 toneladas no se puede mover.

Pese a ello, los historiadores Bettina Reitz-Joose y Han Lamers han logrado descifrar lo que dice el documento a través de tres fuentes casi desconocidas que encontraron en bibliotecas y archivos de Roma.

Según aseguran, el pergamino arroja luz el líder fascista italiano Benito Mussolini (1883-1945), su régimen y sobre cómo quería ser visto por las generaciones futuras.

El texto está enterrado junto a monedas de oro en la base del Obelisco de Mussolini, erigido en 1932 en el complejo deportivo Foro Itálico de Roma, antes conocido como Foro Mussolini.

Por eso el pergamino se conoce como Codex Fori Mussolini.

El texto está fuera del alcance de los estudiosos, en la base del Obelisco Mussolini, de 300 toneladas.

“El texto no estaba pensado para los contemporáneos de la época”, le dice a la BBC la doctora Reitz-Joose, quien trabaja en la universidad holandesa de Groningen.

“El obelisco se convirtió en un espectáculo, pero la existencia del texto no se divulgó. Estaba dirigido a una audiencia de un futuro remoto”.

En aquella época, los fascistas habían hecho muchos descubrimientos arqueológicos de los tiempos del Imperio Romano, cuenta la investigadora.

“A medida que excavaban ruinas, los fascistas pensaron en crear su propia versión autorizada de sus hechos para las generaciones futuras”.

¿Qué dice el texto?

El panegírico de 1.200 palabras fue escrito por el estudioso de la cultura clásica Giuseppe Amatucci y contiene tres partes.

La primera es una historia general de los “logros” del fascismo y el ascenso al poder de Mussolini.

Describe Italia como un país al borde del desastre tras la Primera Guerra Mundial que fue rescatado por Mussolini, “quien regeneró el país gracias a sus conocimientos y determinación sobrehumana”, apuntó el doctor Lameres, quien trabaja en la Universidad Humboldt de Berlín y en la Universidad Católica de Lovaina, en Bélgica.

“El texto presenta a Mussolini como una especie de nuevo emperador romano, pero también, con un lenguaje bíblico, como un salvador del pueblo italiano”.

La segunda sección trata de la Organización Juvenil Fascista, en cuya sede se construyó el obelisco, y de sus programas para la juventud.

La tercera parte se centra en la construcción del Foro Itálico y la erección del obelisco.

Junto al texto se encuentra una medalla que presenta a Mussolini ataviado con una piel de león sobre su cabeza.

No era raro en el Renacimiento -explican los expertos- que se colocaran medallas bajo los obeliscos. Pero el descubrimiento de un texto largo y detallado aseguran que no tiene precedentes.

¿Por qué en latín?

La doctora Reitz-Joosse sugiere que el autor escogió una lengua del pasado para trazar un vínculo entre el Imperio Romano y el auge del fascismo.

Además, asegura que los fascistas estaban intentando restablecer el latín como la lengua internacional del fascismo: “Era parte del intento de crear un equivalente fascista de la Internacional Comunista”, que defendía el comunismo internacional.

“Esos planes no tuvieron éxito”, explica.

Como en Egipto, la construcción de obeliscos de cientos de toneladas de peso era una forma de intentar demostrar el poder y la riqueza del régimen de Mussolini.

La ironía de este texto es que su descubrimiento estaba ligado a la caída del obelisco y por tanto del fascismo. De algún modo, los fascistas imaginaron su propio declive y caída, señala Reitz-Joosse.

Sin embargo, agrega, el documento cumple su propósito original al enviar la voz del fascismo hacia el futuro.

“El texto está aún allí y no podemos alcanzarlo. Todo lo que hacemos es estudiarlo y analizar sus estrategias, poner el texto en contexto y criticarlo más que permitir que comunique su mensaje sin trabas”.

Biografía corta de Benito Mussolini

Benito Mussolini nació en Forlì (Italia) el 29 de julio de 1883. Fue hijo de Alessandreo Mussolini y Rosa Maltoni. Estudió docencia. Fue profesor, líder sindical y militante del Partido Socialista. Fue encarcelado varias veces por agitador.

Cuando en 1914, fue expulsado del Partido Socialista por apoyar el ingreso de Italia en la Primera Guerra Mundial. Se enroló y peleó hasta quedar herido en 1917. En 1919, creó los Fasci di Combattimento para combatir a los comunistas y anarquistas. Fue elegido diputado en 1921.

En octubre de 1922, organizó la “Marcha sobre Roma”. Entonces el rey Víctor Manuel III lo nombró Primer Ministro. De inmediato organizó un Estado Fascista (nacionalista, militarista, anticomunista). Su afán imperialista lo llevó a invadir Etiopía (1935), Libia (1938) y Albania (1939).

En 1939, al comenzar la Segunda Guerra Mundial, Italia era aliada de Alemania. Mussolini organizó una fracasada invasión a Grecia. En julio de 1943, ingleses y estadounidenses invadieron Italia. Con el apoyo de Alemania, Mussolini organizó en el norte una “República Social Italiana”, pero en 1945 fue capturado por los partisanos (comunistas) cuando intentaba huir a Suiza. El 28 de abril de 1945 Mussolini fue fusilado en Dongo.

El Codex del Foro Mussolini: un texto latino de la Italia fascista (The Codex fori Mussolini: A Latin Text of Italian Fascism), escrito por Han Lamers y Bettina Reitz-Joosse fue publicado por la editorial Bloomsbury en inglés.

BBC