Migración de la mariposa monarca es todo un espectáculo

Se estima que alrededor de 20 millones de estos insectos llegarán a Michoacán, santuario de la mariposa monarca.

Además de ser patrimonio universal, en México, el santuario de la mariposa monarca es un importante atractivo turístico. Desde noviembre, la mariposa viaja de Estados Unidos y Canadá, a los bosques de oyamel en Michoacán, especialmente para reproducirse, realizando un impresionante y largo viaje de más de 4,000 kilómetros. Las zonas en las que se concentran son, principalmente: Zitácuaro, Ocampo y Angangueo, municipios de Michoacán, limítrofes con el Estado de México.

Si decide visitar la reserva especial de la monarca, tome en cuenta las siguientes consideraciones: no tirar basura, respetar los caminos indicados por los guías, no fumar ni prender fuego en la zona, no capturar o recolectar cualquier especie de fauna y flora silvestre, no ingerir alimentos ni bebidas dentro de la reserva, no tocar ni pisar a las mariposas.

Y como dato adicional, le recomendamos escuchar el silencio, caminar sin hacer ruido para no despertar a las mariposas.

La razón de la migración de la mariposa radica en que la maduración sexual sólo es alcanzada con el calor primaveral. Para lograrlo, necesitan hibernar en un lugar donde la temperatura las mantenga aletargadas, como en nuestro país, para que una vez llegado el calor primaveral, se reproduzcan. Poco después emprenden su regreso hacia el norte, para así concluir su ciclo de vida.

Aunque la tala clandestina está devastando la conservación del hábitat de la mariposa, se han redoblado esfuerzos, principalmente en las zonas boscosas de Donato Guerra, Villa de Allende, San José del Rincón y Temascaltepec, donde se ubica la biosfera de la monarca.

El objetivo de la reserva especial de la biosfera es el de proteger y conservar su riqueza natural y cultural, e integrar, las actividades económicas, al proceso de conservación.

Con frecuencia, el exceso de ellas o los vientos, hacen que las ramas donde se posan se desprendan, regando un sinnúmero de mariposas por el suelo, dejándolas expuestas al frío y la depredación, constituyendo la causa principal de su muerte. Se estima que solamente la mitad de la población sobrevive a la hibernación.

Las mariposas se pueden visitar de noviembre a marzo. Es un insecto cuya belleza, colorido e importancia como agente polinizador y factor de equilibrio ecológico, son relevantes. También son altamente resistentes a las condiciones variables del tiempo. Una mariposa convencional tiene un ciclo de vida de 24 días, mientras que la monarca llega a vivir 9 meses, es decir, 12 veces más que las otras.

Angangueo celebra el Festival de la Mariposa Monarca en el mes de febrero. Pero, desde mediados de octubre y hasta los últimos días de marzo, los cinco santuarios de la mariposa, en el Estado de Michoacán (Cacique, Chincua, Rosario, Cerro Huacal y Altamirano) y en el Estado de México (Donato Guerra), además de los municipios mencionados anteriormente, son visitados por miles de turistas nacionales y extranjeros. No pierda la oportunidad de regocijarse con este colorido y maravilloso insecto.

Para viajar no es necesario llevar mucho dinero. Una ruta accesible es llegar a algún poblado cercano como Maravatío, de allí se camina aproximadamente media hora hacia Angangueo y después unos 20 minutos de terracería para llegar hasta el cerro.

Cerca se encuentra el santuario El Rosario, con un costo de entrada de 35 pesos. Febrero y marzo son más recomendables para visitar el santuario, ya que las mariposas comienzan a despertar de su hibernación y el espectáculo del vuelo y movimiento es maravilloso.

A mediados de febrero, en que la temperatura aumenta y los días se hacen más largos, las mariposas monarca comienzan a aparearse. Posteriormente, inicia la extracción de alimento de los néctares de las flores para preparar el recorrido de regreso, que inicia a principios de marzo, cuando grandes grupos de mariposas levantan el vuelo simultáneamente. Al encontrar alguna corriente de aire ascendente, dan inicio al viaje que les permitirá, al año siguientes, volver a visitar Michoacán.

Un espectáculo en peligro

El trayecto que recorren es verdaderamente inmenso en comparación con su tamaño y existencia efímera, lo cual hace esta hazaña todavía más impresionante. Los científicos creen que estas mariposas podrían tener una brújula magnética en sus antenas, la cual les permite encontrar su camino. Así es, la naturaleza es una maravilla y observarla nos debe recordar que tenemos la responsabilidad de cuidarla.

Actualmente, esta grandiosa migración se encuentra amenazada y el número de mariposas que llega cada año a nuestro país ha ido disminuyendo. Esto se debe a que la contaminación y la agricultura industrial, que utiliza productos tóxicos como herbicidas y pesticidas, destruyen y contaminan su hábitat. La reserva de Michoacán está protegida para permitirle a las monarcas hibernar tranquilamente.

ABC Noticias y Konbini Foto Magaly Bite