Morena entrega la gubernatura al PAN

Morena entrega la gubernatura al PAN, Me Lleva El Diablo, 16 de noviembre.

En Querétaro parece que Morena hace todo lo posible por entregar la gubernatura al PAN. El retardado proceso para elegir candidato, lo turbio del mismo, son señales de que Morena en la entidad no quiere ser competitivo.

Primer deja ir a su principal carta: Santiago Nieto, que por parece que intuyó que Morena entregará la gubernatura en la entidad, y su decisión fue quedarse en la Unidad de Inteligencia Financiera. A querer o no esa decisión bajo la expectativa de Morena en la entidad.

La turbiedad es alimentada por la especulación de que podría ser una mujer la que obtenga la candidatura al gobierno estatal.

Ahora aprovechando que hay una dirigencia estatal sin capacidad política, que solo está aprovechando el puesto para beneficio propio, y totalmente rebasada, la dirigencia nacional manda un “delegado nacional”, que seguramente tiene la encomienda de imponer a un candidato o candidata a modo al partido en el poder.

Mario Delgado impone en Morena Querétaro a un personaje que militó en el PRI por más de cuatro décadas, es del estado de Guanajuato, se hizo morenista 2018, es decir es un primor hecho y derecho.

Todo indica que la dirigencia nacional impone a Miguel ángel Chico de delegado nacional, porque viene para entregar la plaza. Primero: la figura de «delegado» no existe en el Estatuto de Morena. Y cuando una instancia nacional envía «delegados» a los Estados está descalificando a la dirigencia local, su la legitimidad, y a toda la militancia estatal del partido.

Segundo: los tres: Miguel Ángel Chico (PRI), Mario Delgado (PT) y Francisco Domínguez (PAN), fueron senadores en la misma legislatura de los moches por la reforma energética. Son viejos conocidos, amigos, pues.

Morena en la entidad parecía avanzar en las preferencias electorales y parecía que su estrategia de imponer la lucha anticorrupción para la campaña iniciaba en Querétaro, esto pues después de avanzar el caso de los sobornos de la reforma energética, y puestas las investigaciones en él ex secretario del gobernador Francisco Domínguez, se envía a Querétaro a un exsenador de Guanajuato que votó a favor todo el paquete de reformas que se distinguen no por sus resultados sino por los moches y las maletas llenas de dinero.

Miguel Ángel Chico, es un experto, todo un operador del antiguo régimen, Miguel Ángel Chico, y conoce bien a su amigo exsenador hoy gobernador de Querétaro. Mario Delgado exsenador, y hoy diputado con licencia y dirigente nacional de Morena, no es omiso en entender las implicaciones y conflictos de interés en su delegado nombrado, pero por eso, por sus atributos, para eso es enviado a un entreguista, para hundir la candidatura y campaña.

Más que una acción de fortalecimiento, la decisión tiene pinta de ser acto de traición a las y los morenos queretanos, pues, que se sepa, nunca consultó con las bases morenistas locales el nombramiento.

Es claro que los morenos locales repudiarán el nombramiento, pues el delegado nacional tiene tan larga cola que le pisen, es un camaleón político: ´PRIAN en su momento, PRIMOR desde el 2018.

Mientras en Querétaro, las y los aspirantes mejor posicionadas y posicionados, Herrera, Maya, Gómez, etc., siguen sin despabilarse, dejando ir la oportunidad de una tercera alternancia en Querétaro.

 

gubernatura al PAN