Morena no aprobó presupuesto para la consulta popular

Diputados de Morena no aprobaron presupuesto para la consulta popular de AMLO, Tras La Verdad, Por Héctor Parra Rodríguez.

¿A qué le apuesta Morena y López Obrador al no aprobar el presupuesto para su consulta popular? ¿A quién culparán del fracaso? Este lunes se publicó en el Diario Oficial de la Federación, el acuerdo aprobado por el Consejo General del INE, por medio del cual solicitaron la ampliación del presupuesto de egresos del Instituto, para desahogar el proceso superveniente de la consulta popular promovida por el Presidente de la República. Acción que no había sido considerada en el proyecto inicial que enviaron a través de la Secretaría de Hacienda, en septiembre.

Al haber caducado el plazo para enviar la propuesta del incremento del presupuesto, no era viable turnarlo a la Secretaría de Hacienda, plazo que venció el 8 de septiembre pasado, acorde con lo dispuesto por el artículo 74 fracción IV, de la Constitución. De tal suerte que el requerimiento no previsto por la misma Constitución, ni ley secundaria, fue enviado directamente a la Cámara de Diputados, órgano encargado de aprobar los egresos de la federación y organismos autónomos. El incremento considerado, para atender el capricho de la consulta popular de López Obrador, asciende a la módica cantidad de mil, 449, 392, 669, 67 millones de pesos, en tiempos de “austeridad republicana”.

El viernes 14, un día antes del límite establecido por la Constitución, los diputados aprobaron en definitiva el Decreto de Egresos de la Federación, después de varios días y horas de discusiones para ajustar la repartición del dinero púbico para los programas prioritarios del Presidente, único ganador en la repartición del dinero público. Le aprobaron, con incrementos, los recursos más que suficientes para mantener las cuotas para la “clientela política” de la plataforma electoral de Andrés López, no precisamente de Morena.

Tanto el titular del Ejecutivo, como los diputados federales, estuvieron de acuerdo en no darle un solo peso al INE, para que desahogue la carga extra de trabajo, compra y adquisición de material electoral que implica el desahogo de la caprichosa consulta popular. Obligan a que el Instituto, con los recursos aprobados (aun no publicados en el Diario Oficial), saque adelante la consulta para preguntar a los electores el cuestionamiento decidido por los Ministros que reza: “¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes, con apego al marco constitucional y legal, para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos, encaminado a garantizar la justicia y los derechos de las probables víctimas?”.

Investida de inocuidad la interrogante de la consulta, tal vez sea esa la razón por la que no aprobaron gastar ni un peso extra en el desarrollo del operativo que implica instalar miles de casillas electorales, impresión de 90 millones de boleta, seleccionar a los integrantes de las mesas directivas, la impresión de miles de actas, paquetes para el traslado y la compra del material indispensable para ello. La pregunta modificada por los Ministros, incluso lleva implícita la posibilidad de enjuiciar al mismo López Obrador, por todos los abusos que ha cometido durante sus dos años de gobierno (para entonces medio año más) uno de tantos actos irresponsables podría ser la muerte de 137 personas en la explosión de Tlahuelilpan; o el fallecimiento de niños con cáncer por no comprar los medicamentos oncológicos; o las pérdidas multimillonarias por los bloqueos a las vías del tren; también por la inundación y pérdidas multimillonarias del patrimonio de familias mexicanas que viven en las poblaciones dañadas en Tabasco, al abrir irresponsablemente de más las compuertas de la presa “Peñitas” ¡Andrés Manuel López, también podría ser enjuiciado!

Suponiendo que gane el sí en la consulta ¿quién será el responsable de iniciar qué acciones y en contra de quién dirigir esas acciones respecto de las decisiones políticas tomadas en años pasados para el esclarecimiento, con el objetivo de garantizar justicia y los derechos de las probables víctimas? ¡¿Qué diablos es esto?! ¿Integrarán una comisión especial para la manipulación política a la que acostumbra López? ¿Quién decidirá a qué personajes del pasado, incluyendo a López, se deberá investigar y qué actos serían investigados? Todo quedó en la nada jurídica. Tal vez esa sea la razón del nulo interés que mostraron en aprobar una “consulta popular patito” a las que nos tiene acostumbrado el Presidente de la República. Mil quinientos millones de pesos, en tiempos de austeridad, a la basura.

Sin embargo, el INE deberá desahogar el procedimiento que no tiene pies ni cabeza, ¿con qué dinero harán el operativo? En junio próximo habrá elecciones, López Obrador, estará perdiendo la mayoría en la Cámara de Diputados; por lo tanto, también perderá el interés en su consulta. Seguramente esa es la razón de fondo del nulo interés que mostraron al no autorizar el gasto extraordinario para la consulta; esto es, en agosto próximo, una vez que el Presidente haya perdido las elecciones intermedias (seguramente hará lo mismo que su colega Trump: fraude electoral), dejará de tener interés la patética e inservible consulta popular. Conclusión: ni consulta ni gasto extraordinario.

popular

Por: Héctor Parra Rodríguez

Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión del Portal que lo replica y pueden o no, coincidir con las de los miembros del equipo de trabajo de Okey Qro., quienes compartimos la libertad de expresión y la diversidad de opiniones compartiendo líneas de expertos profesionistas.