No hay excusa para no dar buenos besos

Errores comunes al besar. Has que tus besos sean inolvidables.

Los buenos besos son experiencias deliciosas que siempre quedan retenidas en nuestra memoria; sin embargo, un mal beso es todo lo contrario, algo para olvidar rápidamente y, sin duda, motivo más que suficiente para acabar con una conquista.

En este artículo, te mostramos los 8 errores más comunes al besar que cometen algunas personas, revísalos con detenimiento y procura evitarlos a toda costa la próxima vez que quedes con ese chico o esa chica que tanto te gusta.

Instrucciones:

Pensar en si estás besando bien

Aunque pueda ser algo difícil en los primero besos con alguien, estar pensando en si lo estás haciendo bien o si le gustará tu forma de besar en ese mismo momento, te mantendrá desconcentrado y, probablemente, esto influya negativamente en tu técnica. Los besos están para disfrutarlos, así que lo mejor es que te relajes y te dejes llevar. La espontaneidad y la naturalidad pueden ser tus mejores armas a la hora de besar.

Labios descuidados o mal aliento

Estas son de las cosas más desagradables con las que nos podemos topar al besar a alguien. A nadie le agrada notar unos labios demasiado resecos o rasposos, y mucho menos percibir un aliento maloliente durante el beso. Asegúrate de que tus labios estén bien hidratados y suaves y, lo más importante, no descuides tu higiene bucal en ningún momento.

Labios descuidados o mal aliento

Estas son de las cosas más desagradables con las que nos podemos topar al besar a alguien. A nadie le agrada notar unos labios demasiado resecos o rasposos, y mucho menos percibir un aliento maloliente durante el beso. Asegúrate de que tus labios estén bien hidratados y suaves y, lo más importante, no descuides tu higiene bucal en ningún momento.

Beso demasiado húmedo

En todos los besos hay un intercambio de saliva, pero este debe ser moderado, pues no hay nada peor que acabar con la boca completamente inundada de babas e hilos de saliva de la otra persona. Evita excederte en esto y seguramente conseguirás disfrutar de besos jugosos muy pero que muy excitantes.

Chocar los dientes

A todos nos puede pasar que accidentalmente choquemos los dientes durante un beso, pero esto puede crear una situación un poco vergonzosa e incómoda. Por ello, conviene evitarlo dejando los nervios a un lado y usando únicamente los labios.

De igual forma, es importante que cada uno incline la cabeza ligeramente hacia un lado para evitar esos choques innecesarios de nariz que pueden acabar con el romanticismo de ese instante.

Rígido/a como una estatua

En los besos, no solo es importante la boca, y es que limitarse exclusivamente a esta puede resultar muy aburrido. Interactúa con la otra persona, evita quedarte quiero y alterna los besos con caricias, abrazos, besos por el cuello, una cogida de cintura, una pasada de manos por su pelo, pecho, etc. Todo ello marcará la diferencia, hará que os sintáis mucho más conectados y que el amor fluya libremente.

Demasiado rápido

¡Todo a su debido tiempo! Hay besos y besos, y en determinadas situaciones no corresponde que invadas su boca con tu lengua desde el primer segundo. Los besos se reciben muchísimo mejor si tienen el ritmo perfecto, es decir, si empiezan lentos, suaves, tiernos y van aumentando de velocidad e intensidad a medida que lo hacen también la excitación y la pasión.

besosBesar con los ojos abiertos

Los besos son para sentirlos, así que nuestra recomendación es que cierres los ojos e intentes disfrutar al máximo de ese momento especial.

Además, si lo haces a menudo tu pareja puede llegar a pensar que tienes poco interés en el beso y crear, así, una situación incómoda que fácilmente puedes evitar.

Error del besador inexperto: Abren la boca y tratan de meter la lengua poniendo todo lo mejor al comienzo.

Amig@s, se necesita poner un poco de suspense y emoción para dar besos… Y eso se logra comenzando a dar pequeños besos. La paciencia es una de las claves para besar bien

Acércate lentamente a tu pareja. Una de las causas por las que se ve arruinado un beso es por la falta de tiempo con el que éste es dado.

Ante la imposibilidad de preguntarle a una chica o a un chico que te gusta si podemos besarla/o la única forma de anticipar nuestro movimiento es con el lenguaje corporal.

Acercarse lentamente hacia la cara de la otra persona es la mejor idea. Ir de a poco acercando nuestra boca hacia la de ella mientras posamos intermitentemente nuestra mirada en los ojos y en los labios.

Sube la intensidad del beso poco a poco. Después de unos piquitos, besos con los labios cerrados abre más ligeramente la boca y introduce un poco la lengua en la boca de tu pareja.

Besar bien es besar con todo el cuerpo. Mover la cabeza de un costado a otro mientras se besa es una de las maneras. También puedes tomar las manos de la otra persona y entrelazar los dedos, o además llevar una mano detrás de la nuca de tu chico o chica y sostener su cabeza mientras la besas. Todos estos gestos se decodifican como pasión o intensidad.

  • Aumenta o disminuye la intensidad del beso teniendo en cuenta como responde tu pareja, el efecto espejo es importante en el buen arte de besar.
  • Se imaginativo, incorpora técnicas que se te ocurran con la lengua, dientes o labios, la imaginación al poder.

Después de estos consejos ya no tienes excusa para dar buenos besos.