Pendiente imposible en moto, sigue sin campeón

Pendiente imposible en moto, aún no hay campeón. Video

Muchos lo han intentado, con motos de todo tipo y estrategias diversas, sin embargo, subir una pendiente, ya sea en cuatrimoto, en carro y más aún si lo intentan hacer en moto, deben tomar en cuenta algunas recomendaciones.

Si sabes de antemano que vas a circular por zonas de pendientes (ciudades de montaña, por ejemplo) verifica los frenos, especialmente el de mano.

Cuando encares una pendiente en ascenso, acelera un poco más: el vehículo, por su propio peso, tiende a irse hacia atrás, y para neutralizar ese efecto, debes hacer que el motor gire a más revoluciones en marchas más bajas, de lo contrario corres el riesgo de que se detenga.

“Estira” los cambios: como estás trabajando con el motor a mayores revoluciones, deberás hacer los cambios unos segundos después de lo habitual.
Ten presente que los frenos responden más rápido: la fuerza de inercia del vehículo se reduce y la respuesta del freno es mayor que en el llano.

No frenes con demasiado ímpetu.

Desacelera en forma paulatina: lo mismo que al frenar, hazlo despacio, levanta el pie del acelerador poco a poco, pues el vehículo reducirá su velocidad más rápido que lo habitual.

Si el motor se detiene, usa el freno de mano para evitar que el auto retroceda.
Cuando el vehículo vuelva a arrancar, suelta el freno suavemente mientras aceleras.
Cuando estaciones en la acera, trata de trabar las ruedas traseras contra el cordón de la vereda.
También puedes utilizar piedras o palos, para asegurar que el vehículo no se deslice hacia atrás.
Recomendaciones:
El hecho de ir en moto te hace arrepentirte de no haber prestado suficiente atención a aquellas clases de física de cuando eras estudiante que trataban sobre punto de apoyo, equilibrio, correlación entre fuerza centrífuga y rozamiento (o cómo librar el golpazo cuando vas pasadísimo en una curva que se cieeeerra).
El número de marchas de tu moto viene determinado desde fábrica. Por mucho que lo intentes, que lo intentarás, te será imposible meter la 3ª o la 4ª, así como saber qué marcha tienes puesta en cada momento de la pendiente, concéntrate.
Presta mucha atención: si aparcas la moto en pendiente, la única fuerza que la mantiene estable es la de tu mirada, como la de los caballeros Jedi. Pero cuando la crees firme y segura y te das la vuelta, con toda probabilidad oirás un ¡pataplaf! y te la encontrarás tirada en el suelo.
Vigila la cara de “te amo, me encantas” que se te queda cuando miras embelesado tu moto, más aún con la novia al lado. Los triángulos amorosos son muy delicados.
Entonces, ya saben como conducir en una pendiente, para que no estén con el pendiente.
Tómalalala UnionrallyeTV foto captura de video