Posibles cambios en la relación Méx-EU con Biden

 

Estos son los posibles cambios que experimentaría la relación entre México y EEUU con Joe Biden y Kamala Harris en el gobierno

Con la llegada de Biden a la presidencia, se esperan cambios en la relación con Andrés Manuel López Obrador .

Este sábado se anunció que Joe Biden obtuvo los votos necesarios del Colegio Electoral para poder consagrarse como presidente electo de los Estados Unidos. Con esto Kamala Harris se convirtió también en la vicepresidenta electa, marcando historia como la primera mujer en llegar a este puesto.

La llegada de ideales demócratas podrían cambiar el trato entre las políticas de los dos países

Mientras que sus prioridades al llegar a la Casa Blanca el próximo enero serán combatir la pandemia del COVID-19, muchos mexicanos se quedan con la duda acerca de lo que pasará con la relación entre México y Estados Unidos.

A pesar de los comentarios que el presidente Donald Trump hizo acerca de los inmigrantes mexicanos en su anuncio por la candidatura hace cinco años, la relación entre el mandatario y sus homónimos mexicanos, Enrique Peña Nieto durante dos años y Andrés Manuel López Obrador, ha sido menos tensa de lo que se esperaba; e incluso cordial con este último

Con el cambio en la presidencia, también se espera un cambio en la relación de EEUU con México y el resto de Latinoamérica. Pero, según reportó el diario El Financiero, no se espera un mayor impacto económico pues se prevé que no haya cambios en el paquete de estímulos para llevar de regreso inversiones a Estados Unidos.

“Joe Biden también va hacer todo lo posible para estimular la inversión en Estados Unidos, esta es una prioridad para ambos candidatos, pero la forma como lo hará será diferente”, dijo al diario Jason Marczak, director del Adrienne Arsht Latin America Center.

Además, el especialista también mencionó que Biden podría tener una política de cambios en la que intente colaborar más con México.

Pero esto aún dependerá de cómo se conforme el Congreso, de acuerdo con lo que Jay Bryson, director gerente y economista jefe de Banca Corporativa e Inversión de Wells Fargo le comentó al diario. Si los demócratas logran obtener la mayoría, mantendrán y subirán los estímulos fiscales, además de tener una mayor inversión en la infraestructura para impulsar el crecimiento de la economía de su país.

Para México es bueno porque esas políticas buscarán el crecimiento de Estados Unidos y la exportaciones mexicanas hacia Estados Unidos aumentarán y eso es bueno para la economía mexicana.

Tampoco se espera que se haga alguna modificación al T-MEC

El Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá entró en vigor el pasado 1 de julio, y por lo mismo, este seguirá su curso, pues no está en los planes del presidente electo alterar el documento.

Kamala Harris

La senadora de California convertida en vicepresidenta electa fue la única senadora fronteriza en votar en contra del T-MEC, ya que acuerdos comerciales como este pueden “provocar la pérdida de puestos de trabajo, la reducción de los salarios y la degradación del medio ambiente”, argumentó.

Cuando fue anunciada su candidatura a lado de Biden, la agencia EFE expresó que podría presionar a López Obrador y la política energética en la que ha trabajado.

“Puede darle más importancia cuando haya alguna queja relacionada con el medio ambiente para que luego digan ‘México no está cumpliendo su parte y tiene que hacer esto’ porque finalmente ellos aprovechan cualquier cosa para incrementar su posición en la mesa de negociaciones”, señaló Gabriela de la Paz, profesora de estudios norteamericanos del Tecnológico de Monterrey.

La victoria de Harris es histórica también pues es hija de un hombre inmigrante de Jamaica y una mujer de la India. Esto apuntaría a que en el aspecto migratorio, las cosas podrían mejorar, pues de acuerdo a la agencia ella ha sido muy consistente en la defensa de los derechos de los inmigrantes.

Presidente electo

Tras más de cuatro días de un complejo recuento de votos, Joe Biden logró la victoria en los estados de Pensilvania y Nevada, lo que le otorgó un mínimo de 290 votos electorales, superando los 270 necesarios.

Aunque los resultados en estos estados fueron confirmados por la agencia AP y los principales medios de comunicación, el presidente Trump está lejos de reconocer la derrota. Por el contrario, ha denunciado un fraude en los distritos más disputados e inició en ellos demandas judiciales. La disputa podría escalar hasta la Corte Suprema de los Estados Unidos.

Se trató de una elección cerrada y mucho más pareja de lo que habían previstos las encuestas. Biden se alzó con victorias en estados decisivos con muy pocos votos de diferencia. Desde el comienzo de la campaña, Trump había planteado objeciones sobre el sistema de votos por correo, que existe hace décadas en Estados Unidos pero que esta vez, ante las limitaciones para el movimiento que impone la pandemia de coronavirus, alcanzó un récord de más de 100 millones de sufragios anticipados por esa vía.

Todos los analistas anticipaban cambios; que ese sistema sería fundamentalmente elegido por los votantes demócratas como finalmente sucedió. Por eso, al comienzo del conteo de votos presenciales, Trump apareció liderando en algunos estados que luego terminó perdiendo cuando se sumaron los votos recibidos por correo. Ahora se abre un compás de espera para que las cortes estatales y, eventualmente, la Corte Suprema, certifiquen el resultado electoral.

(Foto: EFE/ Mario Guzmán) Por Infobae