Xonacatlán el pueblo mexicano donde nacen los osos de peluche

Xonacatlán, pueblo del Estado de México, cubre el 70% de la demanda de este tipo de juguetes en el país, si regalan un peluche este 14 de febrero casi seguro viene de aquí.

Las pelusas vuelan  por todo Xonacatlán, salen de las más de 500 fábricas de osos de peluche que aquí existen. Dentro de ellas trabajan cientos de mujeres y hombres que rellenan de polyester inmensas panzas, colocan a pura ajuga ojos  y dibujan con hilo rojo las sonrisas de cada muñeco.

De estas factorías salen cargamentos repletos de gordos osos con rumbo a Tijuana y hasta  la Península de Yucatán, por eso los productores se ufanan en decir que si tienes un oso de peluche en casa existe un 70% de probabilidad que haya nacido aquí, en Xonactalán, municipio del Estado de México.

Pero este pueblo apenas y empieza a ser reconocido como el gigante peluchero que realmente es,  pocos mexicanos conocen de su existencia, muchos siguen creyendo que sus peluches solo pueden provenir de los monstruos asiáticos como Taiwan o China.

Por eso los que se han enterado de este rincón mexiquense no dudan en recorrer las calles de este pueblo para encontrar tiendas que les vendan osos, perros orejones, elefantes sonrientes, monos con cara de locos o personajes de caricatura hechos de peluche a precios económicos para regalar a la novia pero sobre todo para hacer negocio.

Aunque también se puede llegar a este pueblo y pedir a alguna de las fábricas acceso  para ver cómo es el proceso de producción de peluches, ya que la mayoría de los encargados de los talleres están felices de mostrar cómo se realiza su trabajo.

Pavel Ortiz, director de la peluchera RickyToys dice que nadie esperaba que Xonacatlán se convirtiera en el imperio del peluche que es hoy en día, porque hace 30 años era uno de los municipios más pobres de esta zona del Estado de México. Hasta que un día el gobierno municipal dio unos talleres para hacer muñecos y de ahí salieron las primeras fabricantes.

Desde entonces la localidad  ha empezado a mejorar, porque más gente tiene trabajo y además los comercios de la zona se han visto beneficiados con la llegada de visitantes.

Pero también las grandes marcas han volteado a ver a Xonacatlán pues, por ejemplo,  empresas de comida para perro empiezan a incluir peluches para mascota dentro de sus bolsas, los cuales son fabricados en este pueblo.

Incluso la Liga Mexicana del Pacífico manda a hacer juguetes de su marca a las fábricas de Xona.

Sin duda un pueblo bastante interesante.

Por : Josué Huerta / México Desconocido