¿Qué pasa cuando lloramos?

En la vida moderna parece que cuando lloramos es algo de lo que llegamos a avergonzarnos, no debería sea un motivo para agachar la cabeza y sentirse débil, pequeño, indefenso.

Lloramos en situaciones que nos emocionan,  es un acto innato de los seres humanos y aparece en diferentes momentos de nuestra vida, cuando nos hieren, cuando somos felices…

Muchas emociones se expresan mediante las lágrimas y, por eso, es un acto muy beneficioso que nos ayuda a liberar la emoción, a comunicarnos y a sentirnos mejor.

No debemos olvidar que el llanto es algo natural, de igual forma que lo es la risa, dos maneras distintas de poder gestionar nuestros sentimientos y sacarlos al exterior y ¿verdad que no te da vergüenza reír?

Pues tampoco debe darte vergüenza llorar. En este artículo de vamos a descubrirte qué pasa en nuestro cuerpo cuando lloramos para que conozcas lo que nos llega a afectar internamente este estado anímico.

El cerebro está más activo

Si quieres saber qué pasa en nuestro cuerpo cuando lloramos lo primero en lo que nos fijaremos será en nuestro cerebro pues se trata de uno de los órganos que más se involucran en este acto natural.

Cuando pasamos un periodo de tristeza o depresión, nuestro cerebro empieza a estar mucho más activo que en cualquier otro momento de nuestra vida. ¿Por qué? Porque activa más de setenta regiones cerebrales ya que, con la tristeza, pensamos más, le damos más vueltas a las cosas, intentamos buscar soluciones…

Todo esto lo realizamos gracias a las funciones cerebrales y, por tanto, se activan regiones como la corteza prefrontal, el hipocampo, los lóbulos temporales, entre muchos otros.

Además, gracias a este aumento de actividad cerebral, se consume una mayor energía de la que habitualmente gastamos por usar el cerebro y, por tanto, sentiremos más ganas de comer alimentos y, en concreto de comer dulce.

¿Por qué ocurre esto? Porque la glucosa es la energía más demandada por nuestro cerebro y, por tanto, podremos obtenerla de alimentos dulces o de frutas.

Llorar nos ayuda a liberar tensiones

Otra de las cosas que pasan en nuestro cuerpo cuando lloramos es que conseguimos reducir las tensiones acumuladas y sentirnos más relajados. Ten en cuenta que cuando estamos tristes o deprimidos, la tensión se acumula en nuestro cuerpo, no podemos dormir correctamente, estamos todo el día dándole vueltas a la cabeza y, en general, estamos en un estado nervioso bastante intenso.

Por este motivo, las lágrimas que descienden por nuestros ojos nos ayudan a aliviar esta tensión, a soltarla convertida en llanto y, así, después poder estar más relajados.

El motivo por el que lloramos es el mismo por el que reímos, es decir, necesitamos expulsar esa tensión en forma de llanto o de carcajada. Después de llorar, nos sentimos mucho mejor y el motivo de ello es que con el lloro segregamos endorfinas que nos ayudarán a sentirnos más tranquilos y poder relajarnos.

Este es el motivo por el que nunca deberemos bloquearnos las ganas de llorar, tenemos que sacarlo afuera para poder mejorar nuestra salud física y mental. Es altamente necesario dejar que las lágrimas afloren al exterior para poder sentirnos mejor.

Gastamos mucha energía cuando lloramos

Otra de las cosas que pasan a nuestro cuerpo cuando lloramos es que, al usar más el cerebro, también gastamos mucha más energía. Ten en cuenta que ninguna otra emoción le exige tanta actividad al cerebro como el lloro ya que, cuando estamos llorando, se reduce la reserva de glucosa y el oxígeno que llega a la corteza, por tanto, tenemos que reponer energías después de cada llanto ya sea comiendo, durmiendo o descansando.

Esto explica por qué después de llorar nos sentimos cansados y es que el desgaste al que exponemos a nuestro cuerpo es muy alto. Además, si te fijas, verás que nunca nadie puede llorar más de 10 minutos seguidos, el motivo es que nuestro cuerpo tiene que frenar las lágrimas para reducir el gasto energético.

Cuando las lágrimas son de felicidad…

Pero no solo lloramos cuando estamos tristes sino que este mecanismo que tenemos de forma innata también aparece cuando estamos muy felices o cuando algo nos emociona. Es una manera de expresar la felicidad muy parecida a la risa y tienen otros efectos sobre nuestro cuerpo ya que nos ayudan a segregar dos hormonas que nos ayudan a reducir el dolor y el estrés (leucina y encefalina).

Por tanto, cuando lloramos por felicidad o por emoción, estas lágrimas nos producen un estado como sedante ya que consigue suprimir el dolor y eliminar esa tensión que se había acumulado por un exceso de emociones.

Las mujeres lloran más

Además de estos efectos de las lágrimas en nuestro cuerpo, debes saber que varios estudios indican que las mujeres tienden a expresarse más frecuentemente con el mecanismo del llanto para liberar las tensiones.

De hecho, se cree que lloran 4 veces más que los hombres cuando llegan a la edad adulta y la causa de esto radica en el desequilibrio hormonal que pueden tener con el ciclo menstrual, el embarazo, la menopausia, etc.

Este artículo es meramente informativo, no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si quieres liberar la stensiones, observa éste video que ha hecho llorar al mundo:

Tabuenca