¿ Qué pasa si duermes poco ?

Dormir poco puede ocasionar demencia, entre otras cosas que ya se me olvidaron

Muchas personas ignoran que el hecho de dormir poco puede tener consecuencias negativas en sus vidas. En la actualidad, por los problemas y el estrés del día a día, se hace difícil conciliar el sueño, y el insomnio se transforma en la peor maldición que podemos sufrir por las noches. Pero el problema real es cuando se vuelve crónico, ya que puede desembocar en problemas bastante graves para la salud.

La falta de sueño puede provocar obesidad:

Si sufrimos insomnio crónico o no conseguimos un sueño reparador por las noches, nuestro metabolismo se vuelve mucho más lento y provoca alteraciones en el funcionamiento del sistema linfático.

Nuestro cuerpo deja de filtrar adecuadamente las toxinas, el hígado tampoco puede depurarse adecuadamente y ello hace que, poco a poco, vayamos subiendo de peso. Por otro lado, dormir poco aumenta el apetito y predispone a los antojos de comidas poco saludables y altas en calorías.

Esto se debe a que cuando no podemos conciliar el sueño sufrimos algunos cambios hormonales que nos llevan a esta situación. Descansar por 6 horas o menos impulsa la producción de la hormona del hambre, la grelina, y limita la latina, que ayuda a equilibrar la ingesta de alimentos

El insomnio hace que perdamos la Memoria

Perdida de memoria: la falta de sueño puede causar problemas cognitivos. Durante el sueño se almacena gran parte de los conocimientos adquiridos durante el día. El cerebro necesita una buena noche de descanso para organizar la información, clasificarla y registrar datos y recuerdos. Dormir poco va disminuyendo esta capacidad, ya que no puede llevar a cabo ninguna de estas funciones.

Dormir poco nos hace perder masa ósea

Dormir poco y padecer apnea puede conducir a la osteoporosis ¿La razón? La apnea ocasiona que nuestro organismo reciba menos oxígeno, que suframos inflamación y que, en consecuencia, cambie nuestro metabolismo. Todo ello afecta a nuestra masa ósea.

Dormir poco puede ocasionar demencia

En este caso, al insomnio hemos de añadirle también la apnea para que aparezca este riesgo tan preocupante. La falta de oxígeno, que provoca la apnea de sueño, afecta directamente a nuestra salud cerebral, produciendo pequeños microinfartos que derivan, tarde o temprano, en demencia. Es algo muy peligroso.
En caso de que padezcas apnea de sueño, es importante acudir a un medico.

El insomnio sobreexcita nuestro cerebro (dolores de cabeza)

Como se dijo anteriormente, el cerebro necesita que nuestro cuerpo descanse para realizar funciones como la de organizar información, mandar órdenes al sistema linfático depurar el organismo, guardar recuerdos, entre otras. Pero si nos mantenemos despiertos, el cerebro se sobreexcita, generando el dolor de cabeza, el cansancio matinal, la falta de concentración.

Eliminar la acumulación de toxinas

Durante la noche las células cerebrales se encogen para que pase con mayor libertad el líquido cefalorraquídeo. La función de este líquido es la de llevarse todas las sustancias de desecho que las células han generado durante el día. Si no dormimos adecuadamente, esta función no puede llevarse a cabo y sufrimos una acumulación de toxinas.

¿Cuántas horas debemos dormir?

Sin embargo, es importante que tengas en cuenta estos datos:

  • Nunca debes dormir menos de 6 horas.
  • De las horas de sueño, 5 deben ser ininterrumpidas.
  • En la edad adulta no es recomendable dormir más de 11 horas seguidas (a no ser que necesites recuperar muchas horas de sueño perdidas).
  • Si duermes más de 11, puedes sentir el efecto contrario, es decir, levantarte cansado.

No es recomendable usar los clásicos somníferos o benzodiacepinas, ya que un cambio en nuestros hábitos de vida o de alimentación puede darnos excelentes resultados

El ejercicio:

Salir a dar un paseo de 15 minutos después de la cena ayuda a conciliar el sueño y a dormir muchas más horas seguidas. Hacer ejercicio durante el día es lo más recomendable, para que el cuerpo llegue con más necesidad de descanso a la noche.

Los beneficios de una pequeña siesta

Dormir al mediodía entre 15 o 20 minutos ayuda a recuperar el sueño perdido de la noche y a relajar el cuerpo y la mente.

Naxio