Qué tipo de piel tienes y cómo lucir radiante

El tipo de piel varía según los cuidados y hábitos que se tengan. Para tener un rostro radiante sigue nuestras recomendaciones.

¿ Sabes qué tipo de piel tienes? No es nada nuevo para las chicas saber que a partir de los 25 años la piel del rostro no es igual que a los 18. Desgraciadamente, a las mujeres nos afectan más las desveladas, los malos hábitos en la alimentación, el consumo de bebidas alcohólicas y fumar.

Por supuesto, uno de los factores que también afecta al cutis es la genética, pero, sin importar cual sea el factor, para todas es difícil elegir el tratamiento adecuado, sobretodo si no se sabe qué tipo de piel se tiene.

Existen tres tipos de piel: seca, mixta y grasa.

Es recomendable acudir con tu dermatólogo y así descubrir tu tipo de piel, sin embargo, es fácil detectar a qué grupo perteneces. Si sientes que a tu piel constantemente le falta hidratación, tiende a ser áspera y a agrietarse, indica que es seca.

Si cada que tocas tu piel notas una capa aceitosa en tu rostro, y que tu piel es más gruesa, entonces eres del sector de las grasas. Si por el contrario, tu piel es seca en algunas partes y grasa en la zona “T”, eres de piel mixta.

Piel seca

Si aún te queda duda, el cutis seco es reconocibles por tener poros pequeños y aspecto quebradizo, lo que se notará con mayor facilidad en el paso de los años. Sus peores enemigos son todas las estaciones, incluso cuando hace frío, ya que tiende a secarse más que con el viento y el sol.

Si no se cuida, las arrugas aparecerán pronto, los maquillajes ya no quedarán bien y será más difícil hacer un reparo.

Las cremas ultra-hidratantes con nutrientes intensivos son ideales para ti, ya que dejarán una sensación de piel flexible y suave. Lo ideal es buscar cremas que tengan alto contenido de vitamina E, C, B5 u Omega 3, Hydraflux+TM, hialuronato sódico, fucoge, aceites, o ingredientes naturales como la savia de arce o savia de agave orgánica.

Piel grasa

Como te comentamos, estas suelen ser las que se sienten más duras y gruesas, debido a que se tiene mayor actividad de las glándulas sebáceas, así como por tener un tono de piel más apagado.

Las cremas hidratantes ligeras y de rápida absorción en loción o gel son las más ideales, por supuesto se tienen que buscar aquellas libres de aceites, lo más ideal son las que contengan extracto de té verde.

Piel mixta

Aunque depende en parte de la genética, la piel normal y mixta las más equilibradas y resistentes. Los poros apenas se ven y el aspecto de la piel es más suave, teniendo solo problema en la nariz, mentón y frente.

Al igual que para la piel grasa, lo ideal es utilizar cremas hidratantes ligeras y sedosas que contentan ácido hialurónico, Hydraflux+TM, vitamina E, extracto de loto azul, calcio, magnesio y todo tipo de vitaminas, además de tener un factor de protección solar de al menos 20 que ayude a tener una piel más hidratada pero tersa y tonificada.

Agencias